9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
domingo 9 de octubre de 2016, 01:00

Payo Cubas vuelve a cintarear a comitiva judicial y lo aíslan

Por Édgar Medina

CIUDAD DEL ESTE

El polémico abogado Paraguayo Payo Cubas agredió ayer al juez de ejecución Carlos Víctor Bordón Palacios, a la camarista Rocío Gossen y la representante de Derechos Humanos del Poder Judicial Nuris Montiel, frente al parlamentario Eduardo Petta, quien lo estuvo visitando.

El hecho ocurrió alrededor de las 11.40, en el momento en que la comitiva judicial se retiraba de uno de los pabellones de la cárcel de varones de la Penitenciaría Regional de Ciudad del Este, donde Cubas se encuentra con reclusión preventiva por coacción y daños a cosa de interés común.

El inciente ocurrió cuando Cubas se encontraba en el patio de visitas con su abogado Miguel López, el senador Eduardo Petta y el hijo de este, Paulo Petta.

Según el reporte policial, los jueces estaban acompañados por guardiacárceles y al pasar por el patio de visitas fueron agredidos verbalmente por Cubas.

Se trata de la segunda agresión a una autoridad judicial por parte del abogado.

El 23 de setiembre pasado, Cubas, junto con Jorge Brítez y el concejal Celso Kelembu Miranda, se presentó para comparecer ante el juez Amílcar Marecos por el atropello a la sede fiscal de Ciudad del Este (CDE).

Después de que declarara Brítez, Cubas se levantó para ir con el magistrado, momento en que sacó su cinturón del pantalón y agredió al juez, posteriormente –según los testigos–, Cubas se bajó los pantalones para defecar en la sala de audiencia.

Ayer, el juez acusó tres cintarazos por parte de Payo, quien luego tomó un puño de piedra triturada y lo arrojó a las acompañantes, de los cuales uno impactó en el rostro de la camarista, de acuerdo con lo explicado por funcionarios penitenciarios que intervinieron en la gresca.

A la agresión física precedió una agresión verbal, ya que lo trató de corrupto al juez Bordón.

Cubas había remitido una nota al juez de ejecución en la semana pasada, exigiéndole a que asista a la penitenciaría a cumplir con su trabajo, ya que el erario público lo pagaba para eso y ese día estuvo ausente, según el escrito presentado por su abogado Miguel Ángel López ante el juzgado de ejecución.

Pero fue este juez de ejecución el que autorizó las donaciones de alimentos no perecederos que luego el Ministerio de Justicia rechazó recibir del interno, también la semana pasada.

La donación fue gestionada por el Colegio de Abogados del Alto Paraná ante el juez de ejecución.