26 de febrero
Domingo
Mayormente nublado
23°
35°
Lunes
Parcialmente nublado
23°
34°
Martes
Tormentas
24°
34°
Miércoles
Nublado
24°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
lunes 19 de septiembre de 2016, 01:00

Pavimento rígido es alternativa al monopolio del asfalto

El pavimento rígido de cemento en rutas y calles es un proyecto que se encuentra en pleno desarrollo por parte de la Industria Nacional del Cemento (INC). El ingeniero uruguayo Álvaro González, especialista en el rubro, sostuvo que es una competencia para el pavimento flexible o asfáltico, y que puede ser beneficioso desde el punto de vista técnico, económico y positivo para la población que lo utiliza.

González participó como invitado de la cementera estatal en la presentación del progreso de las inversiones en maquinarias y estructura de la planta de Villeta y apuntó que estuvo trabajando veinte años en la cementera Artigas de su país. Indicó que ya se instaló en el país para gerenciar la empresa Serviam del rubro de obras viales y señalizaciones.

Sobre la propuesta de utilización del cemento para la pavimentación vial, señaló que está transfiriendo a la INC la experiencia que tuvieron en el Uruguay en los últimos diez años desarrollando el pavimento rígido.

Sobre los aspectos positivos del uso de este pavimento, dijo que más bien es una nueva alternativa con la cual se puede terminar el monopolio de los denominados pavimentos flexibles.

“Van a empezar a competir soluciones y eso a la postre puede terminar beneficioso para el conjunto de las distintas obras. Hace que cada uno se termine esmerando tanto desde el punto técnico como económico y al final resultan siendo positivos para el sistema, la administración pública y mismo para la población que las utiliza”, remarcó.

EXPERIENCIA. Sobre la experiencia en Uruguay, señaló que el cinco al seis por ciento de la pavimentación nacional es de pavimento rígido, mientras a nivel urbano se lo utiliza en el orden del ochenta por ciento.

Manifestó que en los últimos ocho años se desarrollaron proyectos de pavimentos rígidos que no se hacían hace treinta años. “Desde la década del cuarenta se hicieron muchas cosas y se ha ido manteniendo y reponiendo esos pavimentos que han ido por el paso de tanto tiempo generándose”, enfatizó.

Con respecto a las dificultades de esta alternativa de pavimentación vial, señaló que las experiencias internacionales son muchísimas y los beneficios se encuentran a la vista.

“Lo concreto es que cada proyecto tiene que ser estudiado para ver cuál es la alternativa más adecuada”, apuntó.