8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
martes 9 de agosto de 2016, 02:00

Paralizan clases en Ingeniería UNA hasta alcanzar renuncia del decano

Universitarios y un sector importante de docentes de la institución iniciaron ayer un paro académico de forma indefinida. Exigen que el decano electo y su cúpula renuncien, pues no se sienten representados.

El silencio de las aulas vacías se asemeja a la calma que precede a una tormenta. La Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Asunción (Fiuna) se convirtió ayer en la primera en iniciar un paro académico, medida que se iría replicando en otras unidades académicas ante la crisis que sume a la UNA.

Más del 80% de los estudiantes de esa casa de estudios votaron por el paro indefinido, en una multitudinaria asamblea, hasta que presente su renuncia el decano Éver Cabrera, su vice, Luis Cardozo, y los miembros del Consejo Directivo que los votaron.

Acatamiento. Nadie entró a clases ayer en Ingeniería. A primera hora, un centenar de estudiantes quitó todos los pupitres de los salones. Luego, al menos 400 alumnos se concentraron en la plazoleta Albert Einstein como símbolo del paro que tiene el apoyo del grueso de los docentes titulares, investigadores y auxiliares de la enseñanza.

"Hasta el director académico no vino a dar clases", indicó Herbert Segovia, presidente del Centro de Estudiantes, en alusión al profesor Gustavo Riart, puesto en dicha Dirección en reemplazo del renunciante Diógenes Sartorio.

Sartorio dimitió frente a Cabrera, en una particular bienvenida que le hicieron como inquilino del Decanato. Lo propio hizo el director de Investigación, Jorge Molinas.

En la víspera, todos los profesores fueron a la institución solo para marcar asistencia; ninguno ni siquiera amagó con querer impartir clases.

Subestimados. Los alumnos de Fiuna se encuentran desde el sábado pasado en vigilia permanente a la espera de la renuncia de su decano y su séquito. Un grupo de quince universitarios hace guardia de forma rotativa en el predio de esa casa de estudio, en el Campus de San Lorenzo, como parte del paro indefinido.

Segovia contó que se sienten subestimados por Cabrera, quien expuso en un comunicado que solo un pequeño sector realiza el paro académico. "Hay algunos (profesores) que no apoyan el paro, pero tampoco se animaron a dar clases. No les vamos a impedir (que desarrollen clases), pero ningún alumno está entrando a clases", refirió.

Por lo demás, consideran "vergonzoso" el llamado que hizo el decano –a través de la web de la facultad– a los padres para que intercedan contra de la medida de fuerza.

Entienden que es una velada amenaza el hecho de que Cabrera desconozca el paro; a la vez que ignora la decisión tomada en una asamblea que convocó a 1.500 universitarios y tuvo un debate que se extendió por más de seis horas.