22 de marzo
Miércoles
Nublado con chubascos
22°
30°
Jueves
Mayormente nublado
21°
31°
Viernes
Parcialmente nublado
22°
33°
Sábado
Muy nublado
23°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
domingo 5 de febrero de 2017, 01:00

Paraguayos que están en EEUU y en regla no tendrán ningún problema

Leslie Bassett, diplomática de carrera, culminó su misión en Paraguay. Destacó la institucionalización de la transparencia en el país y defendió la política de Trump. Una de las cosas que lamenta es que no se concretó el proyecto de hidrovía.

Carlos Peralta

Poco antes de partir a su país, la embajadora saliente de Estados Unidos, Leslie A. Basset, concedió una entrevista a ÚH, donde habló de su experiencia, de los logros alcanzados, sus expectativas y frustraciones durante su misión. No dejó escapar la oportunidad para referirse a las polémicas políticas migratorias del actual mandatario norteamericano Donald Trump y aseguró que ningún paraguayo que esté legalmente se verá afectado por estas medidas.

–¿Cómo evalúa su misión en estos años en Paraguay?

–Trabajando en conjunto con el Gobierno paraguayo y otros organismos hemos logrado avances impresionantes en metas claves como la institucionalización de una cultura de transparencia, fomentando la inclusión en la sociedad y la economía y potenciando a los jóvenes. Reconozco que aún queda mucho por hacer, pero me alienta en particular que los ciudadanos del Paraguay tengan ahora la expectativa de compartir la información gubernamental.

–¿Qué fue lo bueno y lo malo? ¿Qué le gustó y qué no de Paraguay?

–Lo que más me gusta de Paraguay son las personas que tienen pasión y visión y sienten un gran orgullo de su país. El potencial y el talento de los paraguayos se iguala solo con la diversa riqueza del país. Una decepción es el caso del joven ciudadano estadounidense Alex Villamayor, quien murió en circunstancias muy oscuras hace más de un año. La investigación y el manejo del caso han sido preocupantes.

–¿Cuáles fueron sus expectativas iniciales con Paraguay y cuáles son las diferencias ahora que termina su misión?

–Cuando llegué a Paraguay estábamos trabajando en el proyecto de la hidrovía y estaba optimista cuando llegamos a un acuerdo con el Gobierno para que este proyecto permita que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos capacite a los expertos paraguayos en la creación de un modelo de manejo del complejo sistema de ríos de Paraguay. Han transcurrido dos años y no hemos podido ejecutar el acuerdo, lo cual es muy desafortunado, ya que vemos al proyecto como una oportunidad sin igual para el desarrollo económico de Paraguay.

–¿Cómo observa el gobierno de Cartes?

–He estado muy impresionada con la calidad del Gabinete del Gobierno de Paraguay, y la Embajada ha tenido buenas relaciones de trabajo con una gran diversidad de ministerios.

–¿Cree que el intento de reelección de Cartes distrae al Gobierno de cosas importantes en su gestión?

–Esto es un tema interno de Paraguay y de los paraguayos.

–¿Conoce la situación de paraguayos en EEUU y cuál es el futuro de ellos con Trump como presidente?

–En general, hemos visto un aumento en los viajes a los Estados Unidos desde Paraguay, y nos complace mucho que así sea. Los paraguayos que se encuentran en los Estados Unidos y observan o cumplen con las reglas relacionadas con su visa o estatus de residencia, no deberían tener ninguna dificultad.

–Existe mucho temor en América por la asunción de Trump como presidente de EEUU, por su nacionalismo manifiesto y ser contrario a políticas de integración de bloques económicos. ¿Cree que esto afectará relaciones comerciales con el Mercosur y Paraguay?

–Cada líder busca los intereses de su nación, y el presidente Trump no es una excepción. Estados Unidos no es miembro del Mercosur y por lo tanto nuestras políticas no tendrán una influencia directa en su desarrollo. Pero en el caso de nuestras relaciones comerciales bilaterales, está claro que están creciendo y espero que continúen creciendo. El comercio entre Estados Unidos y Paraguay se ha cuadruplicado en los últimos 15 años. Hay más de 80 compañías estadounidenses que operan en Paraguay.

–Teniendo en cuenta el peligro del narcotráfico que se instala con mayor fuerza en zonas como Pedro Juan Caballero y con menor intensidad en Asunción, ¿de qué manera podría el Gobierno norteamericano ayudar a combatir esa situación?

–El reto al narcotráfico y la violencia son mayores en Pedro Juan Caballero. Este es un problema internacional que requiere una respuesta internacional. En este sentido, el Gobierno de los Estados Unidos trabaja en estrecha cooperación con nuestros homólogos de varios países para detener la producción y el transporte de narcóticos, el lavado de dinero y otras actividades ilícitas.

–¿No cree que estas medi- das proteccionistas y el nacionalismo a ultranza que tiene el presidente Trump afecte a las relaciones de EEUU con los demás países de América y se establezcan alianzas antinorteamericanas?

–Yo no creo que eso sea una muestra de nacionalismo. Eso es un deber que tiene cualquier líder de proteger los intereses de su país, pero para América Latina esto no tiene tanto peso. Lo que pasó (en alusión a la decisión de Trump de poner trabas a la entrada en EEUU de musulmanes radicales) fue un acto provisional para asegurar que tenemos medidas estrictas para aquellos que están entrando a Estados Unidos lo hagan bien. Pero los de América Latina no son nombrados en esa lista y no son sujetos a esa averiguación. América es una región muy importante. Los paraguayos están contribuyendo mucho, están estudiando o haciendo negocios. Si están ahí (en EEUU) legalmente, no hay ningún problema.

–¿Qué piensa de las políticas migratorias que implementa Trump?

–Cada país tiene derecho de hacer su política migratoria, para asegurar y no haya una amenaza a Estados Unidos. Nuestra democracia no solo es del Ejecutivo.