9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 10 de noviembre de 2016, 14:38

Paraguay quiere seguir el sistema de reuniones bilaterales con Bolivia y Perú

Encarnación (Paraguay), 10 nov (EFE).- El canciller paraguayo, Eladio Loizaga, declaró hoy que su Gobierno pretende desarrollar reuniones bilaterales con Bolivia y Perú como la que mantendrán Paraguay y Argentina este viernes, que reunirá a ministros de ambos países y a sus dos presidentes, Horacio Cartes y Mauricio Macri.

Loizaga, quien hoy llegó a la ciudad paraguaya de Encarnación, donde se celebra la II Reunión Binacional entre Paraguay y Argentina, declaró que se trata de seguir el camino marcado en la primera de esas reuniones bilaterales, en 2013, y por la que tuvo lugar recientemente en Chile, con la presencia de Cartes.

"Fue la primera reunión biministerial entre Paraguay y Chile, y vamos a seguir con esto, y posiblemente con el Gobierno de Bolivia vamos a firmar un acuerdo, también con el Perú, para seguir avanzando en este sistema de trabajo que sin lugar a dudas tiene sus beneficios", dijo el canciller.

Añadió que este tipo de reuniones facilita enormemente las relaciones bilaterales y el solucionar "las dificultades que suelen presentarse con los países".

La reunión de Encarnación está precedida de las mesas de trabajo previas que comenzaron hoy, en las que se trataron temas referentes a las conexiones entre ambos países y el combate al narcotráfico en sus zonas fronterizas.

El viernes será el turno de los ministros de ambos Gobiernos, así como gobernadores de las provincias limítrofes, en una reunión que será inaugurada por Cartes y Macri.

Loizaga dijo el miércoles a los medios de prensa que, en la reunión, Cartes y Macri dialogarán sobre la deuda que Argentina reclama a Paraguay por la construcción de la represa hidroeléctrica de Yacyreta, instalada sobre el fronterizo río Paraná.

Durante la construcción de la represa, Argentina corrió con la mayor parte de la inversión correspondiente a las obras, lo que originó una millonaria deuda para Paraguay, cuyo monto ha sido eje de discusión por años.