24 de junio
Sábado
Mayormente nublado
18°
28°
Domingo
Mayormente nublado
18°
28°
Lunes
Mayormente nublado
18°
27°
Martes
Mayormente nublado
18°
28°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
jueves 1 de julio de 2010, 00:00

Paraguay queda penúltimo en encuesta sobre educación cívica

La investigación internacional, aplicada a 3.399 alumnos de 9º grado, revela que un 38,5% no logró resolver ejercicios para demostrar las mínimas competencias en la materia que forma ciudadanos.
Los estudiantes pa
raguayos prácticamente están aplazados en conocimientos sobre democracia, participación, tolerancia y cumplimiento de derechos.

Una encuesta internacional sobre educación cívica y ciudadana (ICCS), aplicada a 3.399 estudiantes del 9º grado de nuestro país, ubica a Paraguay entre los peores promedios en materia de formación cívica y ciudadana. Solo República Dominicana está peor que Paraguay, que quedó en el penúltimo lugar, según un informe presentado ayer por autoridades del Ministerio de Educación y Cultura (MEC).

CONFIANZA. De acuerdo con los resultados del estudio que se realizó en 38 países, el 42,8% de los estudiantes paraguayos respondieron que confían poco y un 8,2%, nada en los tribunales de justicia.

Asimismo, el 40,7% confía poco y 14,3% nada en la Policía Nacional.

Pero lo que resulta más llamativo para las autoridades educativas es que un 50,5% confía poco y 17,1% nada en los partidos políticos, pero demuestran tener un desempeño mayor en conocimientos de cívica frente a los que activan en grupos políticos.

Como un aspecto positivo, el ministro del MEC, Luis Riat, dijo que entre las instituciones que generan la confianza en los estudiantes figura la escuela, con un 88% de respuesta afirmativa. En 2º lugar aparecen los medios de comunicación.

DERECHOS. Al consultar sobre los derechos por etnicidad, la mayor parte de los encuestados respondieron que todos los grupos étnicos deberían tener igualdad de oportunidad de acceder a una buena educación, buenos trabajos y los mismos derechos.

Asimismo, consideran que las escuelas deberían enseñar a los estudiantes a respetar a los miembros de todos los grupos étnicos y que se debería animar a los indígenas a postularse a cargos electivos.

En el capítulo referido a la igualdad de los derechos, también se consultó la consideración de los estudiantes sobre la homosexualidad.

Un 58,3% cree que las personas del mismo sexo no deberían tener derecho a casarse entre sí y un 37,5% está de acuerdo con que la moral del país sufre por la presencia de homosexuales y lesbianas.

Pero manifestaron su desacuerdo con que el colegio no acepte a los homosexuales o lesbianas como estudiantes. En tanto, un 64,4% no considera que las homosexualidad deba tratarse como una enfermedad mental; mientras, el 73,5% está de acuerdo en que tengan todos los derechos de los demás ciudadanos.

GÉNERO. En el apartado relativo a la igualdad de derechos por géneros surge una elevada aceptación a la premisa de que tanto los hombres como las mujeres deberían tener las mismas oportunidades para participar en el Gobierno.

Un bajo porcentaje de alumnos respondieron que las mujeres deberían permanecer fuera de la política y que los hombres deberían tener mayor derecho a un trabajo que las mujeres cuando no hay muchos puestos disponibles.

Los altos porcentajes de varones también respondieron que los hombres están mejor calificados para ser líderes políticos que las mujeres.

En esta línea, que denota un dejo de machismo, también surge como respuesta mayoritaria del sector masculino que las mujeres deben priorizar la atención de los hijos.

RESPUESTAS DEMUESTRAN INCLINACIÓN POR DICTADURA

Un hecho que también llama la atención de las autoridades educativas es que los estudiantes opinaron que la concentración del poder en un persona garantiza el orden, así como que las dictaduras se justifican cuando traen orden, seguridad y beneficios económicos.

Otro punto llamativo resulta ser que los alumnos tienen masiva y activa participación en actividades musicales o teatrales fuera de las clases regulares, pero muy baja participación en los debates o asambleas estudiantiles.

La encuesta revela que muchos adolescentes consideran que está mal el soborno y la falta de rendición de cuentas del Gobierno, pero que aceptan la práctica de conseguir trabajo por amiguismo.

Para el ministro del MEC, Luis Riart, estos resultados revelen que todavía falta fortalecer la democracia y la educación cívica, que pese al paso de al menos 10 ministro no se logró incorporar plenamente en el sector educativo.

Entre las medidas tendientes a mejorar la situación anunció que trabajará con las organizaciones no gubernamentales que desarrollan temas de ciudadanía, porque considera que los resultados interpelan a todos.

Anunció la revisión curricular en el marco de la resignificación de la educación media y la implementación de programas dirigidos a estudiantes del primer curso de la secundaria, el año que viene.

Pidió además que los medios de comunicación consideren pasar programas de debates en horario central de manera que los estudiantes puedan realizar tareas en base al contenido.

Anunció alianzas con editoriales y con la Senavitat para promover la lectura y la instalación de bibliotecas en los hogares.