21 de agosto
Lunes
Despejado
22°
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
miércoles 29 de marzo de 2017, 01:00

Paraguay exige deuda de USD 4.083 millones en EBY y tarifa diferenciada

Autoridades paraguayas y argentinas están negociando desde ayer, en Buenos Aires, los términos del acuerdo por Yacyretá. Nuestro país exige deuda y tarifa bajas, lo que ya ocasionó el malestar argentino.

Juan Carlos López Moreira, jefe del Gabinete Civil de la Presidencia, y Ángel Recalde, director paraguayo de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), se encuentran en Buenos Aires para discutir con los representantes de Argentina los términos del acuerdo en el marco de la revisión del Anexo C del Tratado. La idea es dejar preparado el documento para que los presidentes Horacio Cartes y Mauricio Macri lo suscriban la próxima semana en la capital del país vecino.

En un principio, fuentes del Gobierno mencionaban que los rioplatenses pretendían dejar en USD 6.700 millones el monto de la deuda de la binacional con el Tesoro argentino, teniendo en cuenta las actualizaciones de los aportes entregados para la construcción de la represa. No obstante, Paraguay plantea que el monto quede en USD 4.083 millones, según las últimas informaciones brindadas a ÚH por fuentes cercanas del equipo negociador. Se propone que el capital sea pagadero a 30 años, con diez años de gracia.

Embed

Entre otras exigencias, se encuentran el aumento en un 20% en el precio por la cesión de energía paraguaya no utilizada, hoy determinado en USD 9,89 el megavatio hora (MWh), lo que dejaría la compensación en USD 11,8. El Gobierno paraguayo también requiere establecer un mecanismo para evitar demoras en el pago por este concepto.

Asimismo, Paraguay exige el pago de USD 70 millones anuales por el territorio inundado. Vale recordar que nuestra nación había aportado el 80% del territorio, medición que ya había sido aceptada por los argentinos.

OBSTÁCULO. Pese a tener sus objeciones, los negociadores del país vecino habrían aprobado todos estos puntos, pero últimamente surgió un tema de discrepancia, que sí podría hacer que el acuerdo no se concrete, indicaron las fuentes.

Resulta que el equipo paraguayo propone pagar un precio diferenciado a la EBY por la venta de energía (tal como sucede hoy) y eso no agrada a los argentinos, quienes no ocultaron su malestar en la mesa bonaerense.

De acuerdo con autoridades de la ANDE, Paraguay hoy paga USD 22,6 el MWh por la energía de la binacional, tarifa menor a la que abona Argentina, que además aplica la Nota Reversal de 1992 para el efecto, rechazada por nuestro país en 1995. Con ese documento, Ebisa (empresa estatal argentina) paga en promedio USD 30 el MWh y si se le suman las actualizaciones el precio llega a USD 45 el MWh. Sin embargo, desde 1994 a la fecha, Argentina no abonó por la totalidad de la compra y se comprometió a pagar (con papeles, estilo pagarés).

Es importante mencionar que, de acuerdo con las explicaciones brindadas por Walter Causarano, gerente técnico de la ANDE, la empresa pública abona esa menor tarifa a cuenta, porque nunca hubo una determinación final al respecto y está pendiente la resolución en las negociaciones con Argentina, de forma a ver si habrá un pago retroactivo o se mantiene la tarifa más favorable para nuestro país.

Las conversaciones continuarán esta mañana.


Implicancias de la tarifa baja

La ANDE tiene especial interés en que la tarifa de Yacyretá siga siendo baja, considerando que le resulta bastante favorable y de confirmarse un aumento con alcance retroactivo, tendrá que afrontar la suba y ponerse al día por lo adeudado en más de 20 años de generación de la binacional.

Además, hay que sumarle el impacto reciente que tuvo para la empresa pública el haber comprado a un mayor precio la energía de Itaipú, lo que derivó finalmente en el incremento de los precios de la ANDE para el consumidor nacional. Por consiguiente, de darse un reajuste en la EBY (por más de que la adquisición de energía de esa binacional sea pequeña), volverá a ser un golpe para la estatal.

Walter Causarano, gerente técnico de la ANDE, explicó que el próximo año se finalizará la construcción de la línea de 500 kilovoltios (kV) de Yacyretá y a partir de ese momento Paraguay ya podrá traer toda la energía que le corresponde de Yacyretá. Por ende, conviene un precio bajo.