16 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
miércoles 15 de marzo de 2017, 09:54

Para MOPC, hay certeza de que Sacyr cumplirá contrato en tiempo y forma

Para el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) no es un inconveniente que el consorcio Sacyr, con antecedentes de incumplimiento de contrato y problemas judiciales, se encargue de la duplicación de las rutas 2 y 7. Para las autoridades, hay certeza de que las obras culminarán con buena calidad y en el plazo establecido.

Sobre los inconvenientes que tiene Sacyr en otros países como España, Colombia, Panamá y Chile, el viceministro de Obras, Juan Manuel Cano, mencionó que las empresas de gran tamaño pueden tener problemas, pero está seguro de que cumplirá su contrato con el Estado paraguayo, atendiendo a que recién comenzará a recuperar su inversión cuando los trabajos vayan terminando.

"Tenemos la certeza de que la obra podrá culminar y vamos a tener posibilidades de entregar al servicio de la gente una obra bien ejecutada y en los plazos previstos", expresó en comunicación con Radio Monumental.

Argumentó que todas las instituciones que participaron del estudio de las empresas, dieron dictamen favorable. Sin embargo, el MOPC firmó contrato antes de que la Contraloría termine la auditoría que viene realizando al proyecto del Aeropuerto Silvio Pettirossi, que también está apunto de otorgarse a Sacyr.

En total se intervendrán 170 km desde San Lorenzo hasta Pastoreo (inicio de la concesión de Tapé Porã), en el Departamento de Caaguazú, y requerirá de una inversión de USD 527 millones, que es el monto de la adjudicación.

El consorcio percibirá un total de casi USD 1.700 millones por construir, operar y mantener ambas rutas por 30 años. De acuerdo con el estudio de factibilidad, solo el 64% de la obra es autosostenible; es decir, que se paga del peaje, que llega a USD 1.088 millones.

De acuerdo a la explicación de Cano, se tendrá que cubrir con dinero de las arcas del Estado.