9 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
jueves 4 de agosto de 2016, 08:26

Para Cetrapam es un despropósito que buses nuevos pasen por calles dañadas

Para el representante del Centro de Empresarios de Transporte del Área Metropolitana (Cetrapam), César Ruiz Díaz, es un despropósito que el Gobierno invierta en buses nuevos para luego hacerlos circular por calles en mal estado.

El empresario refiere que no hay un acompañamiento en cuanto a infraestructura vial a la implementación de buses nuevos climatizados que fueron comprados con subsidio del Estado. "Es un despropósito invertir USD 50 millones para mejorar la calidad de los buses que prestan el servicio para después tirarlos en calles que no son calles, son espacios de tierra reacondicionados, expresó Ruíz Díaz en comunicación con Radio Monumental.

En este sentido, mencionó los desvíos en la zona del Club Internacional de Tenis (CIT) por la construcción del superviaducto, "no hay carrocería que aguante la vibración de estas calles alternativas", indicó.

Pero también afecta a la parte operativa, pues la lentitud del tránsito se acentúa por la circulación de camiones de gran porte en la misma vía y esto hace que los viajes sean más onerosos. "Hay mayor consumo de combustible, los buses está parado más tiempo, hay mayor hora porque el conductor debe recibir su salario a pesar de no haber terminado el circuito", explicó el representante de Cetrapam.

Lo ideal es que los buses circulen por vías alternativas exclusivas, donde no compartan espacio con vehículos de mediano porte, pues el objetivo es motivar a que la ciudadanía deje de usar de automóvil y utilice el servicio de transporte público.

Respecto a la cantidad de pasajeros mencionó que con la implementación de buses climatizados aumentó a un 5%, pero desde hace algunos meses con el cierre de algunas vías disminuyó de forma coyuntural. Según Ruiz Díaz, esto se debe a que la gente prefiere usar su vehículo para usar otras alternativas y no atascarse en el tránsito a bordo de un bus.

El Estado colaboró con un subsidio de USD 30.000 para la compra de cada unidad de transporte. Según el acuerdo la cantidad llegó a 500 buses, mientras que algunas empresas fueron comprando con fondos propios atendiendo a la ley que los obliga a renovar su flota.