22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
24°
33°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 9 de julio de 2017, 01:00

Países regionales gravarían las plataformas digitales

EFE

MONTEVIDEO - URUGUAY

Las plataformas digitales extranjeras que ofrecen contenidos de entretenimiento o conectan usuarios con servicios se encuentran bajo la mira de algunos gobiernos de Suramérica, que buscan gravar con impuestos sus actividades por la igualdad de condiciones con su competencia a nivel local.

Este es el caso de países como Argentina y Uruguay, cuyos gobiernos recientemente anunciaron medidas para proceder al cobro de los aportes tributarios correspondientes a plataformas como Netflix, Spotify, Uber o Airbnb.

En el caso de Uruguay, la discusión del tema llegó al Parlamento el mes pasado a partir de la disposición de un artículo del proyecto de ley que define el presupuesto estatal para el próximo año y medio y el planteo de un diputado del opositor Partido Nacional de no apoyar el aumento impositivo.

En el marco del debate sobre el tema, el viceministro de Economía del país, Pablo Ferreri, aclaró durante una sesión parlamentaria que el Gobierno no busca aumentar la recaudación sino recuperar lo que se pierde por las vías tradicionales. “Estamos frente a viejos servicios que se brindan mediante plataformas nuevas, por eso decir que gravar la utilización de las nuevas plataformas aumenta la recaudación es ignorar la disminución de la actividad mediante las plataformas tradicionales”, como la televisión por cable, acotó el viceministro.

Por su parte, Iván Posada, diputado que integra la Comisión de Hacienda del Parlamento, dijo a Efe que actividades como la de Netflix están comprendidas entre las que deben ser gravadas por la legislación actual y lo que busca el Gobierno es hacer efectivo el cobro.

Sobre ese punto se expresó también la economista Gabriela Mordecki, de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de la República de Uruguay, quien indicó a Efe que hasta ahora las plataformas no fueron gravadas porque al Estado le resulta “más difícil” llegar a ellas.

Mordecki apuntó que el caso de Uber es el más notorio porque tiene empleados trabajando en el país, pero con Netflix, Spotify y Airbnb ese tipo de mercado se ha ido ampliando, por lo que si los nuevos agentes son gravados, al igual que lo es su competencia, se lograría la igualdad de condiciones.