8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 25 de julio de 2016, 15:28

Países árabes se comprometen a desarrollar mecanismos de lucha antiterrorista

Nuakchot, 25 jul (EFE).- Los dirigentes árabes se comprometieron hoy en Nuakchot al término de su cumbre anual a desarrollar mecanismos de lucha antiterrorista y reforzar la paz en la región árabe, y mostraron una postura común para condenar la intervención de Irán en la región.

En la declaración final leída por el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abulgueit, los líderes árabes insistieron en adoptar los "métodos prácticos más eficaces" para acabar con todas las amenazas que afectan la seguridad nacional de los países árabes.

Del mismo modo se comprometieron a "difundir los valores de paz y moderación, rechazar el extremismo y el odio", así como crear un ambiente que no favorece la proliferación de este extremismo mediante la "promoción de la democracia, el respeto de los derechos humanos".

En el mismo contexto, los países árabes apoyaron los esfuerzos de Irak para "proteger la integridad de su territorio, luchar contra los grupos extremistas y liberar su territorio del grupo terrorista Estado Islámico".

La declaración final también recogió un párrafo en el que los países árabes expresaron su rechazo a "las intervenciones externas en los asuntos internos de los países árabes, concretamente las de Irán, que podrán amenazar la seguridad nacional árabe".

Además, los países árabes expresaron su esperanza en que las partes en conflicto en Siria, cuya membresía en la Liga Árabe está congelada desde 2012, "lleguen a una solución política que preserva la unidad del país".

La crisis israelo-palestina acaparó la atención de esta cumbre en la que los líderes árabes saludaron la iniciativa de Francia de convocar una conferencia internacional sobre este conflicto.

Como es habitual en las cumbres árabes, los firmantes pidieron la suspensión de las operaciones de construcción de asentamientos judíos en los territorios palestinos ocupados, y exigieron el fin del "asedio israelí" en la franja de Gaza.

En este sentido, los dirigentes árabes pidieron a la comunidad internacional que aplique las resoluciones internacionales que exigen la retirada de las fuerzas israelíes de los territorios palestinos y los Altos de Golán en Siria.

Entre otras cuestiones que recogió la declaración final, figura el apoyo árabe al Gobierno de Yemen encabezado por Abdo Rabu Mansur Hadi y a la reconciliación nacional en Somalia.

También recogió la solidaridad árabe con los esfuerzos de Sudán a la hora de asentar la paz en el país, y con los esfuerzos árabes e internacionales para asistir a los refugiados y desplazados.

Por otra parte, los líderes árabes hicieron votos para "superar las discrepancias" entre los países miembros, para cerrar camino a "la intervención exterior en los asuntos internos" de los países árabes.

Sin embargo, los observadores en la cumbre dan por hecho que fueron estas discrepancias las que hicieron caer del texto final una propuesta para condenar la intervención militar turca en Irak, que no salió adelante probablemente por la negativa de Catar, aliado de Turquía.

La vigésimo séptima cumbre árabe, que Nuakchot organiza por primera vez en su historia, ha terminado un día antes de lo previsto sin precisar las razones.

Algunos observadores lo atribuyeron a la baja representatividad de los 22 países miembros, entre los que solo asistieron los jefes de Estado de Catar, Kuwait, Sudán, Yibuti, Yemen y las Comoras.

Fátima Zohra Bouaziz