10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
jueves 4 de agosto de 2016, 01:00

Padre de Abrahán dice que nunca hubo prueba de vida a casi año del plagio

El 8 de agosto próximo se cumple un año del secuestro de Abrahán Fehr, mientras también están retenidos Franz Wiebe, desde el 27 de julio pasado, y Edelio Morínigo, desde el 5 de julio del 2014.

A pocos días de cumplirse un año del secuestro del colono menonita Abrahán Fehr, sus familiares no recibieron desde entonces ninguna prueba de vida, ni siquiera una comunicación por parte de los captores. La familia aún está con la fe y la esperanza intactas de que el plagiado regrese a su casa sano y salvo.

En una breve conversación con su padre, también de nombre Abrahán, y su hermano David, los recordaron con cierta emoción; sin embargo, en sus rostros se ve la preocupación lógica ante la falta de noticias del secuestrado.

A las preguntas de si recibieron alguna prueba de vida de Abrahán, la respuesta siempre fue un no rotundo, solo eso. Posteriormente no continuaron más la conversación y se excusaron de volver a hablar del tema, pero sí son conscientes de que ya se cumplirá el primer año del plagio.

En la víspera estuvieron todos los miembros de la familia en la vivienda del padre de Abrahán, a la entrada misma de la colonia Manitoba, San Pedro. Reunidos para, según se pudo precisar, ahogar sus penas y principalmente para orar, lo que hacen siempre. El padre de Abrahán indicó que posiblemente el sábado estarían dando una conferencia de prensa junto con los allegados del joven secuestrado Franz Wiebe, de la colonia Río Verde, cosa que acordarán entre comunidades.

Llamativamente, la familia no cuenta con protección policial, como lo tuvo al principio, lo cual se pudo constatar en un recorrido hasta la casa de la familia del secuestrado, donde no se pudo observar a ningún efectivo patrullando la zona. En la comunidad los horarios de trabajo se acortaron y ya no se realizan labores durante las noches, como lo hacían antes en épocas de cosechas.

El trabajo se limita de 7.00 a 17.00 horas.

Con relación al caso de Franz Wiebe, el nuevo jefe de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), general José Alvarenga, comandó su primera reunión estratégica en la víspera en Santa Rosa del Aguaray y dispuso que efectivos militares y policiales custodiaran la residencia de los Wiebe. Varios efectivos hacen guardia en los alrededores de la casa.

Abrahán Wiebe, padre del joven secuestrado, entra y sale de su vivienda, no precisamente por sus tareas laborales, sino en busca de alguna explicación y ayuda por el secuestro de su hijo. Sus labores del campo las delega a sus peones, mientras él recibe el apoyo de sus hermanos menonitas.

En la víspera no hubo ninguna incursión en busca de alguna evidencia, todo quedó en cuestiones de trabajo de inteligencia.

El general Alvarenga se reunió ayer con los familiares de los tres secuestrados, como una de sus primeras actividades.