8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
miércoles 14 de septiembre de 2016, 01:00

Otro fallecido por incendio y madre e hija van a prisión

Por Justiniano Riveros

CONCEPCIÓN

Luego de tres días de agonía, murió en la jornada de ayer la segunda víctima del incendio de una precaria casa ubicada en el barrio Itacurubí, de Concepción, ocurrido el pasado domingo.

Lorenzo Augusto Galeano Cabral (16) murió a causa de las quemaduras graves que sufrió en diferentes partes del cuerpo al incendiarse la vivienda en la que vivía con su madre y otros allegados, entre ellos su hermana, la mamá de María Eugenia Cáceres Galeano (2), niña que falleció calcinada en el siniestro.

Tras la intervención fiscal, ambas mujeres fueron imputadas por violación del deber del cuidado y ayer fueron derivadas a la Penitenciaría Regional de Concepción por una orden firmada por el Juzgado de Garantías.

El adolescente y otro menor de 4 años lograron salir con vida esa mañana del domingo porque los vecinos y los bomberos voluntarios intervinieron y los rescató.

La desgracia sucedió mientras la madre de la niña, María Del Pilar Galeano Cabral (18) y la madre de esta, Eugenia Cabral Olmedo (40) fueron a trabajar en la Expoferia del Norte. Aproximadamente a las 7.00 empezó a quemarse la casa, instalada en el fondo de un inquilinato ubicado sobre la calle Don Bosco casi Bernardino Caballero.

Francisco Galeano, padre del adolescente, viajó a Asunción con su hijo herido y ayer anunció su fallecimiento. Luego el padre de familia se declaró insolvente para trasladar el cuerpo.

Periodistas de Radio Regional gestionaron con autoridades del Hospital Regional la obtención de la ambulancia a fin de trasladar el cuerpo hasta Concepción.

En el hecho, prácticamente los dueños de la vivienda precaria perdieron todas sus pertenencias ya que el fuego devoró todo lo que había a su paso.

VERSIÓN. “Ambas somos madres solteras y necesitamos trabajar, las criaturas quedaron con mi hijo de 16 años y creo que los espirales antimosquito habrían provocado el incendio”, dijo la abuela. El Ministerio Público abrió una carpeta fiscal sobre el hecho y llamó a las mujeres a declarar debido a que existen faltas que se ajustan a la violación del deber del cuidado.