6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 3 de agosto de 2016, 05:22

Otro estado federado alemán estudia demandar a Volkswagen por el escándalo de trucaje

Berlín, 3 ago (EFE).- El estado federado alemán de Hesse estudia emprender medidas legales contra Volkswagen (VW) tras el escándalo de los motores diesel trucados para ocultar emisiones después de que Baviera anunciara ya ayer su intención de demandar al grupo automovilístico alemán por daños y perjuicios.

El Ministerio de Finanzas de Hesse señaló hoy que todavía está estudiando si seguir el ejemplo de Baviera y argumentó como motivo las pérdidas millonarias que el escándalo ha generado en un fondo para contingencias de ese "Land".

El Bundesbank (banco central alemán), encargado de gestionar las participaciones de VW -que constituían una parte del paquete de inversiones de ese fondo-, vendió inmediatamente las acciones tras salir a la luz el escándalo, lo que supuso para ese estado federado pérdidas de alrededor de 3,9 millones de euros.

Baviera fue el primer estado federado en anunciar una demanda contra el grupo automovilístico por los motores trucados como consecuencia de las enormes pérdidas de las acciones preferentes de VW -hasta un 40 % de su valor- después de que en septiembre del año pasado saliera a la luz el escándalo.

El estado federado contaba en septiembre de 2015 con alrededor de 58.000 participaciones preferentes como parte del fondo de pensiones para sus empleados públicos.

"Queremos de VW el dinero de vuelta. En concreto estamos hablando de un máximo de 700.000 euros", declaraba ayer el ministro de Finanzas bávaro, Markus Söder.

También Baden-Württemberg estudia ya desde hace algún tiempo presentar una demanda contra VW, señaló por su parte una portavoz del Ministerio de Finanzas de ese estado, que al salir a la luz el escándalo contaba con alrededor de 64.600 acciones preferentes.