6 de diciembre
Martes
Tormentas
22°
28°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
24°
31°
Jueves
Tormentas
22°
28°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
martes 5 de julio de 2016, 22:00

Otorgan libertad a médicos acusados de extirpar un riñón a un paciente

Los médicos Marcos Aníbal Villagra García y Eustaquio Ramón Benítez Ruíz Díaz, quienes tenían prisión preventiva por lesión grave tras supuestamente extirparle un riñón a un paciente, lograron recuperar su libertad este martes siendo beneficiados con medidas alternativas a la prisión.
Alrededor de las 19.00 los dos médicos recuperaron su libertad en cumplimiento del oficio Nº 356 firmado por el juez abogado Rafael Jacobo de la ciudad de Santa Rita del departamento de Alto Paraná.

Los doctores fueron beneficiados con medidas alternativas a la prisión y cuentan con medidas como prohibición de salir del país, comparecer mensualmente ante el Palacio de Justicia, informó el periodista de Última Hora Edgar Medina.

Además el abogado Martín Galeano puso su fianza personal por valor de G. 300 millones por cada uno de los médicos y una caución real de una vivienda embargada.

El fiscal Erico Ávalos imputó a ambos médicos por lesión grave, que tiene una expectativa de 10 años.

El juez penal de garantías de Santa Rita, Bernardo Silva Vera, había dictado este lunes la prisión preventiva para los galenos quienes fueron imputados por extirpar el riñón izquierdo de Marciano Medeiros (53), agricultor de nacionalidad brasileña, durante una cirugía.

El magistrado había sido recusado por los querellantes por haber concedido la audiencia de revisión de medidas luego de disponer enviarlos a prisión en Encarnación.

El hecho se produjo en el mes de julio del 2010, en el sanatorio San Ramón de la ciudad de Santa Rita, pero la denuncia fue presentada recientemente.

De acuerdo con la investigación, el hombre llegó aquejado de terribles dolores hasta dicho centro asistencial, siendo recibido por el director, doctor Eustaquio Benítez, quien previa revisión y diagnóstico autorizó una inmediata intervención quirúrgica para la extracción de cálculos renales.

La víctima dijo que dio su consentimiento para someterse a la intervención quirúrgica, pero no para la extirpación de uno de los riñones.