10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 12 de julio de 2016, 00:32

Ortiz llega en su mejor momento al que será su último Juego de las Estrellas

San Diego (EEUU), 11 jul (EFE).- El veterano toletero dominicano David Ortiz no hubiera podido imaginarse la temporada de ensueño que vive en lo que será la última como profesional y que le ha valido también ser elegido al Juego de las Estrellas como otro escalafón de oro con el que piensa culminar su andadura por las Grandes Ligas.

Ortiz, de 40 años, se encuentra más listo que nunca para participar en su último Juego de Estrellas, pero asegura que no está para nostalgias, sino todo lo contrario para disfrutarlo en plenitud, la misma que ha sentido en lo que va de temporada con los Medias Rojas de Boston.

El toletero dominicano no será uno de esos jugadores que disputen su último clásico de mitad de temporada como una figura más bien simbólica, a la que deben rendirse honores pese a que sus mejores años han pasado.

Todo lo contrario, la primera mitad de su campaña ha sido espectacular, incluso para sus estándares, y las estadísticas que aporta son brillantes.

Acumula 22 jonrones, 72 carreras producidas y 91 imparables en 292 turnos al bate, para un promedio de .426 y un slugging de 1.107, algo que nadie antes, con la excepción de Ted Williams, a los 40 años había conseguido.

"No hay nostalgia, creo que he alcanzado cosas muy bonitas, que no todos los jugadores pueden lograr, he gozado mi carrera y todo marcha a plenitud", comentó Ortiz en rueda de prensa previa a la 87 edición de Juego de las Estrellas. "Me siento bien, ahora mismo, disfrutando este último Juego de Estrellas que será para mí? Más que contento por pertenecer a esa plantilla de la Liga Americana y por la temporada que estamos teniendo con Boston".

Ortiz, más conocido cariñosamente como "Big Papi" no está esperando homenajes durante el encuentro. Quiere pasarla bien y con eso será más que suficiente.

"Trataré de divertirme y de cerciorarme de hacer lo mejor posible. Pasan muchas cosas buenas en el Juego de Estrellas", comentó.

Pero en lo que resta de la temporada, sus miras son altas. Tanto, que podría lograr la mejor campaña de despedida que se haya registrado en la historia de las mayores.

Existe coincidencia en que ese honor corresponde hasta ahora al legendario Williams, quien se despidió del béisbol activo en 1960, a los 41 años, con un promedio de .316, 29 vuelacercas y 72 impulsadas. Ortiz ya lo alcanzó en uno de esos apartados estadísticos, y los otros parecen a su alcance.

"Como cada año, me preparé para hacer las cosas de la manera correcta", aseguró el toletero de Santo Domingo. "Estoy orgulloso del equipo que tenemos, esa es una de las principales razones por las que han salido bien las cosas. Mis compañeros que están aquí en el Juego de Estrellas son una de esas razones. Esos chicos tienen mucho que ver con todo esto".

Ortiz se refería al Xander Bogaerts, de Aruba, Mookie Betts y Jackie Bradley en el equipo titular de la Liga Americana. Y el consejo de Ortiz para ello es que "disfruten el ambiente y que hagan lo mismo su familia".

Después habrá que ponerse más serio para perseguir las otras metas, entre las que Ortiz destaca la conquista de un título.

"Tendremos que concentrarnos en hacer las cosas", destacó. "Tengo que seguir ayudando a que lleguemos a los playoffs y nos coronemos campeones".

Así que nada de nostalgia, sólo muchos objetivos por cumplir y recordó que había visto de pequeño el Juego de las Estrellas, en las que su pelotero favorito era Kirby Puckett.

"Siempre me gustó, era mi ídolo, pero a la vez tengo que admitir que nunca pude comprarme su camiseta", señaló Ortiz, que va a disputar el décimo Juego de las Estrellas.

La ironía en su trayectoria profesional es que ahora, la suya es la más vendida en San Diego, una reliquia de un pelotero al tope de sus facultades, aunque tenga 40 años y haya decidido retirarse cuando concluya la presente temporada.

"Cuando uno está en paz consigo mismo en todos los aspectos de la vida, tomar la decisión de hacer cambios en la vida siempre es lo mejor y lo más positivo", agregó Ortiz, que será sin discusión el gran centro de atención mañana, martes, cuando de inicio el Juego de las Estrellas en el Petco Park de San Diego.