8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
miércoles 20 de julio de 2016, 01:00

Organizadores de conciertos adeudan al fisco G. 1.800 millones de tributos

Tras controles realizados en espectáculos públicos organizados en los años 2013 y 2014, se encontró la falta de retención a artistas, así como la falta de declaración por la venta de bebidas y alimentos.

Tras controles realizados a empresas que organizaron espectáculos públicos (conciertos, principalmente) en los años 2013 y 2014, se logró ingresar G. 1.316 millones (USD 237.042) en concepto de retenciones ocasionales; en tanto que está en instancia sumarial para ser cobrada la suma de G. 1.801 millones (USD 324.638) en concepto de tributos y multas, según datos de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET).

De acuerdo con los informes, la Administración Tributaria realizó verificaciones sobre el correcto ingreso al fisco de las retenciones a ser aplicadas a las personas o entidades del exterior, por la realización de espectáculos públicos. Asimismo, se controlaron ingresos declarados por la instalación de cantinas expendedoras de bebidas y alimentos, durante los eventos.

La ley tributaria y sus reglamentaciones establecen que cuando personas no residentes en el país (artistas, consultores u otros) obtengan ingresos ocasionales por su trabajo o actuación en territorio paraguayo, estos deben pagar los impuestos correspondientes en Paraguay.

En cualquier caso, el organizador del espectáculo o quien haya contratado a los artistas extranjeros debe proceder a retener el importe de los impuestos correspondientes y queda como responsable ante la Administración Tributaria del ingreso de estos montos al fisco.

RETENCIÓN. Esta retención significa en términos prácticos que el organizador del espectáculo debe descontar de los honorarios pagados al artista el monto de los tributos paraguayos, los cuales deben ser ingresados al fisco al mes siguiente, conjuntamente con la presentación de las declaraciones juradas de impuestos.

Cuando la Administración Tributaria detecta hechos o situaciones que conllevan a la obtención de un beneficio indebido por parte de los contribuyentes, las sanciones aplicadas pueden llegar al 300% del impuesto dejado de ingresar.

En el año 2014, durante el concierto del grupo norteamericano Metallica, funcionarios de la Unidad Jeroviaha de la SET, controlaron los tickets de entrada al show y detectaron que solo uno de cada cuatro tenía el timbrado correspondiente a la empresa organizadora del espectáculo musical.

A raíz de esto, se solicitó a la empresa Garzia Group –organizadora del evento– una serie de documentos tributarios.

La empresa argumentó que hubo numerosas entradas falsificadas, lo cual fue denunciado el día del concierto.

En aquella ocasión, el entonces ministro de Hacienda, Germán Rojas, había criticado a las empresas que protestaron por los controles tributarios. "He visto que algunas empresas van a dejar de traer conciertos a Paraguay porque ya no pueden evadir impuestos", había señalado, tras lo cual comentó que gracias a las fiscalizaciones realizadas, en este caso particular, se logró el ingreso de USD 60.000 al fisco en concepto de tributos.