25 de junio
Domingo
Muy nublado
19°
28°
Lunes
Mayormente nublado
18°
27°
Martes
Muy nublado
18°
28°
Miércoles
Mayormente nublado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
sábado 18 de marzo de 2017, 01:00

Ordenan arresto domiciliario a indagados por violación

La jueza Carmen Román otorgó la prisión domiciliaria a los dos estudiantes de 17 años que son sindicados de abusar sexualmente de un compañero durante el festejo del Último Primer Día en Areguá el pasado 6 de marzo.

Luego de suspenderse la audiencia de imposición de medidas el pasado martes, ayer finalmente acudieron los estudiantes, acompañados de sus abogados, para concretar el mencionado proceso en el Juzgado de Luque.

La magistrada ordenó que los estudiantes guarden la medida en sus respectivos domicilios, bajo el control aleatorio de los agentes de la Comisaría 2ª Central.

Días pasados no pudieron resolver la situación de los menores, porque la dirección de domicilio de uno de los implicados que facilitó el Ministerio Público no coincidía con la direción de la casa en la que vive, según la jueza.

Los abogados Rodrigo Toledo y Cynthia Navero, representantes legales de uno de los implicados, señalaron que aún faltan realizar diligencias por parte del Ministerio Público y hablaron de que aún no se puede tener precisión de lo sucedido, ya que en la casa quinta –en Areguá– estuvieron 167 personas compartiendo el festejo. El otro profesional que defiende al otro sospechoso no quiso detallar si el cliente participó del forcejeo protagonizado en el baño de la casa quinta y manifestó que ofrecieron una fianza para que se otorgue la medida al estudiante.

PEDIDO. La madre del afectado y la abogada Fátima Alonso comunicaron por su parte que ayer fue aceptada la querella adhesiva que presentaron en contra de los estudiantes, sindicados como los agresores sexuales.

“Esperemos que se cumplan las medidas que impuso la jueza; pedimos a cada instante que se haga justicia. Nosotros estamos destrozados. Por eso, vamos a realizar un viaje en algún lugar alejado; mi hijo lo necesita, quiere despejar su mente”, señaló la madre de familia.

La mujer relató a ÚH que la víctima pidió abandonar el país, porque recibe presión de sus propios compañeros de colegio, incluso lo amenazan y le hacen bullying.

Aseguró que después de lo sucedido, su casa se convirtió en velorio. La madre del estudiante, refiere que no duerme para cuidar la integridad física del menor, que se encuentra en estado de shock.

Los alumnos del colegio del Departamento Central organizaron un festejo denominado Último Primer Día (UPD), cerca de las 22.00, del pasado domingo 6 de marzo, la víctima acudió al sanitario y hasta allí fue seguido por dos compañeros.

Uno de ellos supuestamente atajó del brazo a la víctima y la puso contra la pared; allí, el otro implicado abusó sexualmente del chico, según el testimonio.

Pese a la gravedad del caso, el Ministerio de Educación no se pronunció ni tomó medida alguna para evitar que las fiestas del UPD se desborden. Solo pidieron que los padres y docentes se encarguen de organizar con mayor responsabilidad el evento, que consideran una actividad extrainstitucional.