22 de julio
Sábado
Despejado
18°
28°
Domingo
Despejado
20°
31°
Lunes
Despejado
20°
32°
Martes
Mayormente despejado
17°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
jueves 13 de julio de 2017, 01:00

Oración pública por una justicia justa

“Debe haber juicios claros, juicios nítidos. La justicia es nítida, es clara”. Papa Francisco en León Coundou.

Hoy, a las 8.00, tendremos con la Conferpar una oración simbólica de siete vueltas alrededor del Palacio de Justicia.

“El pasaje bíblico de la caída de los muros de Jericó (Josué 6) nos invita a reflexionar sobre la justicia, la tierra y la libertad.

El número siete en la Biblia significa perfección, plenitud. Los israelitas usaban el siete repetido siete veces (7x7), como el resultado aritmético más próximo a 50.

¿Por qué se habla de ciudad y de murallas? Porque la ciudad, tal como la concebimos, es con relación a los pobres un lugar de exclusión, de desigualdad, de explotación al hombre de campo, al obrero, al empleado, al changador, a los que trabajan para dar de comer a los de dentro.

Allí viven los latifundistas, los magistrados, los gobernantes, los ganaderos, los sacerdotes, los religiosos, los legisladores, los comerciantes, aquellos que excluyen a los demás construyendo altas y gruesas murallas de aislamiento y seguridad.

Las murallas de Jericó impedían la puesta en marcha del Plan de Dios porque iban en contra del Año Jubilar, en contra de la Reforma Agraria.

El texto de Josué nos enseña que para Dios nada es imposible si confiamos en su palabra y acompañamos nuestra fe con muestras de solidaridad para con los que sufren injusticias, falta de tierra y libertad.

Emulando a Josué y a su pueblo, en silencio, daremos siete vueltas, en torno al Poder Judicial, uno de los centros de corrupción, donde la Justicia que, al igual que la serpiente, al decir de Eduardo Galeano, “solo muerde a los descalzos”.

“Pediremos la libertad de los presos políticos de Marina Cué y de tantos imputados y condenados por lograr un pedazo de tierra para vivir en ella, para trabajarla y para alimentar a sus familias”.