18 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
13°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
11°
23°
Martes
Despejado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 21 de diciembre de 2016, 21:19

Opositor considera "muy importante" que Odebretch denuncie los sobornos en Venezuela

Caracas, 21 dic (EFE).- El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), el opositor Henry Ramos Allup, consideró hoy "muy importante" que la constructora brasileña Odebretch indique los nombres de los venezolanos a los que sobornaron, hechos que en efecto ocurrieron según el Departamento de Justicia de EE.UU.

"Muy importante que Odebretch denuncie a quién o a quiénes pagaron sobornos o financiamientos en Venezuela", expresó el opositor en su cuenta en Twitter.

Según documentos publicados hoy en Estados Unidos, Odebretch pagó aproximadamente 788 millones de dólares en sobornos en 12 países de Latinoamérica y África, incluido Brasil y Venezuela.

Los pagos se hicieron en relación con "más de 100 proyectos en 12 países, incluidos Angola, Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú y Venezuela", según los documentos del Tribunal del Distrito Occidental de Nueva York.

Estos textos indican que la compañía pagó unos 98 millones de dólares en Venezuela, entre 2006 y 2015, a "funcionarios e intermediarios del Gobierno" para "obtener y retener contratos de obras públicas".

La divulgación de esos papeles coincidió con el anuncio hoy de Odebrecht de que firmó acuerdos por los que se comprometió a pagar multas sumadas por 6.959,4 millones de reales (unos 2.047 millones de dólares) a los Gobiernos de EE.UU., Brasil y Suiza para compensar los actos ilícitos por los que se le investiga en los tres países.

En Brasil, esos actos ilícitos empezaron en 2003 y continuaron hasta 2016, período en el que Odebrecht pagó en su país "aproximadamente 349 millones de dólares en sobornos corruptos hechos a partidos políticos, funcionarios extranjeros y sus representantes".

La empresa abonó ese dinero con el fin de "asegurar una ventaja indebida para lograr o retener negocios para Odebrecht", de acuerdo con el Departamento de Justicia estadounidense.