24 de agosto
Jueves
Despejado
24°
36°
Viernes
Despejado
23°
34°
Sábado
Muy nublado
21°
35°
Domingo
Mayormente nublado
22°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 18 de julio de 2017, 01:00

Oposición define ofensiva final contra Maduro tras masivo voto en plebiscito

AFP, REUTERS, EFE

CARACAS -VENEZUELA

La oposición venezolana convocó a un paro cívico nacional de 24 horas el próximo jueves, como parte de una “ofensiva final” para obligar al presidente Nicolás Maduro a dar marcha atrás en la elección, el 30 de julio, de una Asamblea Constituyente.

Animada por 7,6 millones de votos de un plebiscito simbólico que hizo el domingo contra Maduro, de los cuales 6,3 millones expresaron su rechazo al llamado a Constituyente, la oposición anunció el inicio de la “hora cero”, estrategia con que espera presionar un desenlace del conflicto tras casi cuatro meses de protestas que dejan 96 muertos.

El paro cívico –paralización de actividades formales e informales– será un mecanismo de presión y preparación para la escalada definitiva que será la próxima semana, dijo el diputado Freddy Guevara en rueda de prensa de la oposición.

Como parte del plan, el Parlamento, de mayoría opositora, nombrará el viernes a nuevos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), al que acusa de dar un “golpe de Estado” con fallos que socavaron las facultades del Legislativo.

Además, la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) firmará el miércoles un compromiso para un futuro “gobierno de unión nacional”.

El gobierno de Maduro, para cuyo sostén son claves la Fuerza Armada y el TSJ, desconoce los resultados del plebiscito, señalando que no es vinculante y que fue ilegal por no tener aval del poder electoral, acusado también de oficialista.

La consulta opositora contó con apoyo de ONU, de la OEA, de EEUU y de gobiernos de América Latina y Europa.

EEUU, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, la Unión Europea (UE), así como los gobiernos de España, Alemania, Canadá, México y Brasil, pidieron a Maduro suspender o reconsiderar la convocatoria a Constituyente.

Donald Trump amenazó con sanciones económicas si Maduro seguía adelante con su proyecto. “EEUU no se quedará pasivo mientras Venezuela se desmorona”, dijo en un comunicado. Maduro es un mal líder que sueña con convertirse en dictador, dijo Trump.

La jefatura de campaña de la Asamblea Constituyente impulsada por el Gobierno venezolano descalificó los resultados de la consulta opositora al asegurar que los organizadores se inventaron 5 millones de votos.

“En Australia viven 1.000 venezolanos y votaron 7.000”, dijo Jorge Rodríguez, jefe de campaña oficialista para la Constituyente, ironizando con que allí “votaron hasta los canguros”.