24 de agosto
Jueves
Despejado
24°
36°
Viernes
Despejado
23°
34°
Sábado
Muy nublado
21°
35°
Domingo
Mayormente nublado
21°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
sábado 8 de julio de 2017, 01:00

Oficialistas de capital están divididos desde la derrota de Arnaldo

La división del movimiento Honor Colorado en Asunción se pudo notar de cerca en esta semana, con la realización de dos actos paralelos para respaldar la candidatura de Santiago Peña. El lunes, los concejales Hugo Ramírez, Daniel Centurión, José Alvarenga, Óscar Rodríguez y otros organizaron un acto en el club Cerro Corá. Tanto Ramírez como Centurión son candidatos a diputados de este equipo

En tanto, el jueves, Arnaldo Samaniego, quien es candidato a diputado, también realizó un encuentro en la Seccional 12 del barrio San Vicente.

El director de Correos, Ángel Pintos Balbuena, quien trabaja con Samaniego, revivió el debate, diciendo en una radio que “los concejales trabajaron por su candidatura y no por la de Arnaldo”, haciendo referencia a la derrota que tuvo el oficialismo en el 2015, frente a Mario Ferreiro. “Desde que terminaron las elecciones se notó que el sector liderado por Ramírez tenía una agenda”, expresó Pintos Balbuena, añadiendo que es difícil la conversación con el sector de los concejales. Agregó que la cantidad de votos que obtuvieron los ediles fue superada por la que tuvo Arnaldo.

José Alvarenga respondió a Pintos Balbuena, señalando que los responsables de la derrota son sus hermanos Lilian y Gustavo Samaniego

“Si perdimos fue por la inutilidad de ellos que coordinaron más arriba y hasta los recursos cortaron”, dijo.

Agregó que “Arnaldo es muy buena persona, pero Lilian es muy destructiva y Angel Pintos ni que decir”.

Contó que Gustavo Samaniego enviaba mensajes amenazando a los presidentes de seccionales para que no se comprometan con el otro equipo.

“Ellos quisieron desconvocar nuestro acto, igual en su acto no hubo ni la mitad de la gente que nosotros tuvimos”, manifestó.