9 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 3 de noviembre de 2016, 13:35

Obama dice que todavía se puede "mover la historia en la dirección correcta"

Miami (EE.UU.), 3 nov (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, subrayó que los votantes del país todavía están a tiempo de "mover la historia en la dirección correcta" en las elecciones del día 8 con su voto por la demócrata Hillary Clinton.

"Hillary nos llevará hacia adelante si le damos la oportunidad", dijo Obama en la sede en Miami de la Florida International University (FIU), abarrotada de jóvenes que le interrumpieron con ovaciones y gritos de júbilo en numerosas ocasiones.

En un escenario dominado por la frase "I'm with her" (Estoy con ella), Obama se esforzó en convertir su propia popularidad en entusiasmo por estas elecciones y por Clinton, de quien dijo que le ha hecho "mejor presidente" y a quien presentó como quien puede continuar su trabajo.

"Tenemos trabajo que hacer para finalizar lo que empezamos hace ocho años", dijo Obama, quien se mostró seductor y bromista con su audiencia, pero a la vez no perdió la oportunidad de señalar que hay tiempo todavía para hacer la elección correcta.

En este momento, a cinco días de unas elecciones muy reñidas, un votante tiene el poder de "cambiar las cosas para mejor o para peor", dijo.

Obama instó a los jóvenes a votar y a hacerlo de manera anticipada o por correo.

Hasta les dijo de memoria la dirección del centro comercial cercano a la sede de FIU donde se puede votar anticipadamente, lo que provocó risas entre los asistentes a este acto de campaña, el primero de los dos que Obama tiene previsto celebrar hoy en Florida, un estado decisivo en estas elecciones.

El segundo es en Jacksonville, en el noreste del estado, donde también el candidato republicano, Donald Trump, tiene previsto hoy un acto de campaña.

Obama alternó los elogios a Clinton, que fue su rival en las primarias demócratas en 2012 y luego su secretaria de Estado, con los comentarios negativos acerca de Trump, cuya sola mención provocaba los abucheos del público.

En cada ocasión les pidió que no abuchearan y que en lugar de eso mostraran su rechazo a Trump con sus votos.

Además de afirmar que el millonario republicano está "singularmente descalificado" para ser presidente y por su temperamento no debe ser comandante en jefe, Obama dijo que lo "más frustrante" para él es que haya trabajadores que lo apoyen.

Al respecto dijo que "no es serio" pensar que una persona criada "con cuchara de plata", que nunca se ha preocupado por los demás, que no ha pagado "un centavo" en impuestos federales durante años y ha tenido conflictos laborales en sus empresas, sea visto como un campeón de los derechos de los trabajadores.

También mencionó sus insultos a las minorías y a distintos grupos de personas y su manera de tratar a las mujeres y aseguró que los rasgos de carácter y los defectos de un candidato no cambian cuando llega a la Casa Blanca, sino que lo que hacen es "magnificarse".

"Florida, tenemos cinco días más para decidir el futuro de este país que amamos", subrayó el presidente, quien también hizo un repaso de los logros de su gestión, entre los que destacó el haber superado una de las peores crisis económicas de la historia reciente y el haber acabado con Osama Bin Laden, el cerebro de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

"Hay una razón por la que tengo el pelo blanco, he estado ocupado", subrayó.

A su juicio lo que hace a Estados Unidos "grande", en una alusión al lema de campaña de Trump "Make America Great Again" (Hagamos América grande de nuevo), es su pueblo y la alianza de todas las personas sin importar raza, religión, si son latinos, blancos, afroamericanos, discapacitados o gays.

"Esa es la América que queremos", "nuestra diversidad es nuestra fuerza", dijo.

A juicio del presidente, en la boleta de votación está "la democracia, la decencia, la justicia y el progreso" y votar por Clinton es asegurarse de que podrá haber reforma migratoria y un aumento del salario mínimo, entre otras muchas cosas.

En este punto mencionó también su programa de salud, conocido como Obamacare, que ha permitido a 20 millones de personas tener acceso a un seguro médico, y aseguró que por más que lo han intentado sus oponentes no han podido eliminarlo.

Obama aseguró que van a "trabajar lo más duro que puedan para arreglarlo", en una aparente referencia al aumento de las primas, y aseguró que Trump, que ha prometido erradicarlo si llega a la Presidencia no tiene plan alguno para sustituir el Obamacare.

"Nothing, zero, 'nada' (en español)", dijo en un "guiño" a los hispanos de la audiencia.

Obama respaldó también en el mitin a Patrick Murphy, candidato demócrata a senador por Florida, en quien dijo tener "confianza", al contrario que en su oponente, el republicano Marco Rubio, que apoya a Trump, y subrayó que la "próxima presidenta de EE.UU." va a necesitar a personas como él en el Senado.