4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 10 de julio de 2016, 14:35

Obama cuenta con una España "fuerte y unida" como "un estrecho aliado"

Rota (España), 10 jul (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barak Obama, se despidió hoy de España apostando por una nación "fuerte y unida" que también es "uno de los aliados transatlánticos más estrechos" de su país.

Después de haberse reunido con el rey Felipe VI, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y, siquiera brevemente, con los dirigentes de los tres principales partidos de la oposición, Obama se detuvo en la base naval hispano-estadounidense de Rota para dirigirse a las tropas estadounidenses.

"Tenemos un compromiso con nuestros aliados transatlánticos que no va a cambiar... Eso incluye una España fuerte y unida, uno de nuestros más estrechos aliados", dijo ante los cerca de tres mil militares destinados en Rota, un enclave militar de uso compartido entre EEUU y España desde hace 63 años y que por primera vez ha sido visitado por un presidente estadounidense.

Tras agradecer la hospitalidad con la que ha sido recibido por sus anfitriones, Obama, que ha prometido volver a este país, añadió con vehemencia: "No podríamos pedir un mejor aliado que España".

La base de Rota, situada en Cádiz (sur de España), ha sido la última parada del viaje de apenas un día que ha hecho a España el presidente Obama, y que se ha acortado debido a las tensiones raciales de los últimos días en la ciudad texana de Dallas, a donde se trasladará el próximo martes.

"A todos nuestros amigos españoles: gracias por su amistad y gracias por su servicio", afirmó Obama, que destacó el "sobresaliente" trabajo de los "marineros de la Armada española".

Asimismo aseguró que EEUU y España comparten valores básicos y "trabajan juntos" en Rota porque consideran "que la gente en todo el mundo tiene que poder vivir con seguridad y dignidad".

"Eso es lo que defiende Estados Unidos, lo que defiende España y lo que defiende la OTAN. Y vamos a seguir unidos para defender los retos de nuestros tiempos", añadió.

El mandatario se despidió con un "Dios bendiga a España" del acto en Rota, donde también visitó el buque USS ROSS, uno de los cuatro destructores estadounidenses de la clase "Arleigh Burke" que EEUU ha desplegado entre 2014 y 2015 en la base para conformar el escudo antimisiles de la OTAN.

La base aeronaval de Rota ocupa 2.300 hectáreas en un enclave de singular importancia geoestratégica, en el encuentro del mar Mediterráneo y el Océano Atlántico y en las inmediaciones del Estrecho de Gibraltar que separa Europa del norte de Marruecos.

Su uso por parte del ejercito estadounidense se incluyó en el convenio defensivo que España y Estados Unidos firmaron en 1953, junto con las de Morón (Sevilla), Torrejón (Madrid) y Zaragoza y otras instalaciones de apoyo.

El discurso de Obama estuvo precedido de unas palabras del ministro español de Defensa, Pedro Morenés, quien aseguró que Rota se ubica "en una de las encrucijadas históricas del mundo" y que los militares españoles y estadounidenses allí "trabajan por la libertad y la justicia".

"Como aliados cercanos, estamos comprometidos a mejorar nuestra amistad, basándonos en el entendimiento mutuo y el respeto", indicó Morenés, al afirmar que la alianza entre ambos países "nunca se romperá".

En su discurso, Obama animó a los asistentes a aplaudir a los mandos de la base y a las tropas y a sus familias, así como a la población de Rota, además de bromear al notar que la algarabía de los españoles no era tan ruidosa como la de sus compatriotas.

"Los españoles son más educados, nosotros gritamos mucho", ha señalado Obama, que durante unos minutos caminó entre los asistentes, saludando a muchos de ellos, tomando en sus brazos a algunos bebés y haciéndose "selfies".

"Estamos entusiasmados, esto pasa una vez en la vida", decía la esposa de uno de los marines estadounidenses que trabajan en esta base, que es también uno de los destinos exteriores favoritos de los militares de EEUU.

Tras este encuentro con las tropas, que ha puesto fin a esta visita a España, Obama ha emprendido viaje de regreso a Estados Unidos, a donde llegará a la base de Andrews, cercana a Washington DC.

La visita de Obama empezó el domingo por la mañana en Madrid, donde tanto él y el rey Felipe VI, quien lo recibió en el Palacio de Oriente, celebraron que Estados Unidos y España son más que aliados ya que, además de su estrecha relación bilateral, "comparten -al decir del estadounidense- valores como la libertad, el respeto a la ley y al Estado de Derecho.

Isabel Laguna y Lucía Leal