1 de octubre
Sábado
Mayormente nublado
18°
31°
Domingo
Poco nublado con tormentas
18°
31°
Lunes
Chubascos
16°
25°
Martes
Mayormente despejado
17°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 22 de septiembre de 2016, 17:22

Obama celebra la cultura hispana con premios a Sandra Cisneros y José Andrés

Washington, 22 sep (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, celebró hoy la cultura hispana con premios a algunos de sus máximos exponentes, como la escritora de origen mexicano Sandra Cisneros, el cocinero español José Andrés y el activista Luis Valdez, quien usa el teatro como herramienta de cambio social.

Obama entregó en persona las Medallas Nacionales de las Artes y Humanidades en una recepción en la Casa Blanca en la que, además de personalidades de la cultura hispana, fueron reconocidas grandes figuras como el actor Morgan Freeman y el cómico Mel Brooks, quien se encargó de sazonar con bromas la ceremonia.

"Históricamente, este ha sido un asunto mucho más serio", bromeó Obama, quien acusó a Brooks del tono burlón que adquirió el acto, normalmente marcado por la ostentación y la solemnidad.

El propio Brooks, de 90 años, fue el primero de los 24 homenajeados en subir al escenario y recibir la medalla nacional de las artes, uno de los mayores reconocimientos al mérito civil de EE.UU., por "una vida dedicada a hacer reír al mundo", dijo Obama antes de otorgarle una medalla con un cordel morado.

Con la medalla ya en su cuello, Brooks se agachó e hizo como que bajaba los pantalones a Obama, un gesto que desencadenó las risas del público y convirtió la ceremonia en una fiesta.

Brooks precedió sobre el escenario a la poetisa y escritora Sandra Cisneros, cuya novela "La Casa en Mango Street" es considerada como uno de los máximos exponentes de la literatura chicana y a quien Obama honró por "enriquecer la narrativa estadounidense" a través de sus historias de raza, clase y género.

Después de la ceremonia, en una entrevista con Efe, la autora, nacida en EE.UU. pero que se mudó a México, consideró que el candidato presidencial republicano, Donald Trump, es un hombre "muy miedoso" que esconde su terror en la apariencia de "macho" que muestra sobre el escenario.

"Me encantaría hablar con él (con Trump) y hacerle preguntas. Sería fascinante saber cómo un hombre ya maduro llega a esa edad sin ser sabio. ¿Cómo se hizo tan miedoso? ¿Qué sufre el señor Trump? la verdad me gustaría platicar y escucharle porque es un enigma", subrayó Cisneros.

Con la campaña de fondo, cobró especial relevancia la medalla a las artes otorgada a Luis Valdez, activista del movimiento en defensa de los derechos de los mexicano-estadounidenses de los años 60 y que fundó "El Teatro Campesino", al calor del movimiento agrario de César Chávez y Dolores Huerta.

Como herramienta de cambio social, ese teatro ha servido durante décadas para organizar a los trabajadores del campo, muchos de ellos latinos, y actualmente sigue en activo con obras que han servido para denunciar los ataques de Trump contra los inmigrantes.

"Si (Trump) llega a ser presidente, vamos a ver muchas protestas a través de las artes y en las calles", amenazó Valdez.

En la imprescindible cita anual de las artes en la Casa Blanca, también participó Rudolfo Anaya, uno de los fundadores de la literatura chicana y que en sus novelas reveló verdades universales sobre la condición humana extendiendo el "amor por la literatura a nuevas generaciones", como dijo Obama.

Muy popular por su novela "Bless Me, Ultima", Anaya consideró en declaraciones a Efe que EE.UU. no conoce lo suficiente a la cultura hispana y que, por ello, se perpetúan estereotipos que retratan de mala manera a los mexicanos como criminales y que sirven de combustible político a personas como Donald Trump.

El reconocimiento de hoy de la Casa Blanca se extendió hasta los fogones del cocinero José Andrés, a quien Obama condecoró por "el cultivo de los paladares" de los estadounidenses y por haber ayudado a "dar forma" a la cultura del país.

Preguntado por Trump, José Andrés, quien tiene litigios judiciales con el magnate, dijo a Efe que "la mejor manera de combatir a cualquier persona que tenga mensajes negativos es tener una buena sonrisa", salir a votar y apostar por un "mundo de la inclusión y no de exclusión".

Por su excelencia artística, creatividad e innovación, también fueron hoy premiados el músico texano Santiago Jiménez, Jr., famoso por su acordeón, la periodista Terry Gross y el actor Morgan Freeman, ganador de un Óscar por "Million Dollar Baby" y quien no acudió a la ceremonia.