11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 2 de septiembre de 2016, 15:59

Obama apoya a Uzbekistán en el inicio de un "nuevo capítulo" tras la muerte de Karímov

Washington, 2 sep (EFE).- El presidente estadounidense, Barack Obama, transmitió hoy su apoyo al pueblo uzbeko en "este desafiante momento" en la historia del país tras la muerte de Islam Karímov, el autoritario líder del país centroasiático, y ofreció su ayuda para el inicio de "un nuevo capítulo".

"En este desafiante momento tras la muerte del presidente Islam Karímov, Estados Unidos reafirma su apoyo al pueblo de Uzbekistán", señaló Obama en un comunicado emitido tras la confirmación oficial de la muerte del líder uzbeko, que dirigió el país con mano de hierro durante 27 años.

"Al tiempo que Uzbekistán abre un nuevo capítulo en su historia, los Estados Unidos siguen comprometidos a su cooperación con Uzbekistán, a su soberanía, seguridad y a un futuro basado en los derechos de todos sus ciudadanos", señaló Obama en su comunicado.

Karímov era el líder y caudillo de la república soviética de Uzbekistán desde 1989, antes incluso de la independencia de ese país tras producirse la desintegración de la Unión Soviética, en 1991, a raíz de lo cual siguió manejando el poder como presidente y jefe de Estado, puesto que venía renovando periódicamente en cada elección.

El anuncio oficial ha puesto fin a todo un día de rumores y secretismo sobre la suerte del líder del país, cuyo fallecimiento fue confirmado antes por varios mandatarios extranjeros a falta de que el opaco régimen de Taskent lo difundiera.

La desaparición de Karímov tras más de un cuarto de siglo en el poder deja al país sumido en la incertidumbre sobre su futuro.

El eterno líder, que ganó en 2015 sus cuartas elecciones presidenciales con más del 90 por ciento de los votos, como en las anteriores ocasiones, y que aplastó a la oposición, no deja nombrado a un sucesor, aunque el más probable candidato a retomar las riendas es el primer ministro, Shavkat Mirziyoyev.