6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 15 de julio de 2016, 02:22

Obama alerta que aún pesa la presunción de peligrosidad sobre los negros en EEUU

Washington, 15 jul (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, alertó hoy de que todavía existe en el país una "presunción" de que los afroamericanos son peligrosos, al tiempo que afirmó que se está abriendo una brecha de desconfianza entre las minorías y la Policía.

"Por la historia de nuestro país y por lo que vemos a medida que crecemos, a veces hay una presunción de que los negros son peligrosos, y eso se tiene que combatir", dijo el presidente durante un acto televisado con preguntas y respuestas.

"No es tan grave como solía ser, pero aún existe", aseveró.

Obama se refirió así, de nuevo, a las crecientes tensiones raciales que afloran en su país a raíz de la muerte de varios afroamericanos a manos de policías y de los cinco uniformados abatidos por un francotirador negro.

Durante sus intervenciones, Obama tuvo palabras de elogio para el movimiento "black lives matter" (las vidas de los negros importan), cuestionado a raíz, sobre todo, de la muerte de los policías.

"La frase 'las vidas de los negros importan' se refiere simplemente a la percepción de que los afroamericanos son especialmente vulnerables. Eso se tiene que abordar", dijo.

Tras esas palabras, Obama se enzarzó con el vicegobernador de Texas, Dan Patrick, que lo acusó de no hacer todo lo que está en sus manos para proteger la vida de los policías.

El presidente también respondió a preguntas de familiares de algunas víctimas, como Alton Sterling y Philando Castile, cuyas muertes en Luisiana y Minesota la pasada semana desataron las protestas.

Al finalizar el evento, hubo un incidente con Erica Garner, hija de Eric Garner, afroamericano asesinado en Nueva York en 2014, que acusó a la organización de censurar las preguntas más incómodas y que finalmente tuvo un intercambio en privado con el presidente.

Este miércoles, Obama convocó un encuentro en un edificio anexo a la Casa Blanca con representantes de la sociedad civil y de la Policía con el reto de estrechar la brecha que los separa.

Un día antes, había acudido a los funerales de los cinco policías asesinados por un francotirador durante una protesta en Dallas (Texas) por la muerte de Sterling y Castile.