26 de septiembre
Martes
Despejado
15°
33°
Miércoles
Despejado
18°
36°
Jueves
Muy nublado
19°
35°
Viernes
Muy nublado
18°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 5 de septiembre de 2016, 12:06

Obama afirma que las críticas al TPP disminuirán tras las elecciones en EEUU

Hangzhou (China), 5 sep (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró hoy que las dudas sobre el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), el proyecto de alianza comercial que él abandera, están más en su propio país que en los asiáticos, "que lo ven como la forma más correcta de actuar", y vaticinó que tras las elecciones estadounidenses esas críticas disminuirán.

"El ruido se apagará tras las elecciones, allí todo es siempre un poco ruidoso", dijo llanamente el mandatario sobre la oposición al TPP, en la que coinciden tanto la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, como el aspirante republicano, Donald Trump.

"Pese a todo ese sentimiento crítico que está saliendo de algunos lugares, nadie me ha sabido explicar por qué (el TPP) no sería una significativa mejora para los trabajadores y los negocios de Estados Unidos en comparación con la situación actual", subrayó Obama en la rueda de prensa que ofreció tras la clausura de la cumbre del G20 en Hangzhou (este de China).

Preguntado sobre si está promocionando ese acuerdo de libre comercio en las cumbres a las que asiste estos días en Asia (la de Hangzhou y la de la ASEAN que esta semana arranca en Vientiane), Obama declaró que en este continente no necesita "ser muy persuasivo" para convencerle de que se una a ese proyecto.

"No tengo que vendérselo a los líderes asiáticos, que fueron parte de las negociaciones y lo ven como la forma idónea de actuar para sus propios países", señaló.

Los analistas consideran que la consolidación del TPP a ambos lados del Pacífico podría ser una de las últimas grandes apuestas de Obama en los meses previos a su retirada de la presidencia.

El acuerdo, por otro lado, es visto como un intento de contrarrestar el poderío económico y comercial de China, una de las grandes economías de la región que ha quedado fuera de las negociaciones y que defiende su propia versión de tratado comercial regional.

La alternativa china, el Acuerdo de Libre Comercio para Asia Pacífico (FTAAP), logró un importante espaldarazo en la cumbre de Asia-Pacífico que la ciudad de Pekín acogió en 2014, pero los acuerdos de EEUU con países como Japón para impulsar el TTP fueron un serio revés para Pekín.

Obama defendió hoy que el TPP podría ser tan valioso para la economía de EEUU como para otras de Asia, ya que en el caso de su país "abriría mercados que están más cerrados al nuestro".

Para Asia, añadió, "lo que les beneficiaría del acuerdo es que les serviría de incentivo para involucrarse en reformas estructurales que a largo plazo fortalecerían su economía", y citó los ejemplos específicos de Japón y Vietnam.

Obama señaló en este sentido que el primer ministro japonés, Shinzo Abe, "ha tomado decisiones difíciles abriendo mercados antes cerrados, pero a la vista de décadas de estancamiento del crecimiento económico le dijo a su pueblo que si querían romper con eso debían cambiar su forma de hacer negocios".