17 de enero
Martes
Parcialmente nublado
22°
34°
Miércoles
Mayormente despejado
22°
36°
Jueves
Mayormente despejado
23°
37°
Viernes
Mayormente despejado
24°
36°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
jueves 22 de diciembre de 2016, 01:00

Nuevo interventor liberó las oficinas de Decanato en Fiuna

La liberación de algunas oficinas de la Facultad de Ingeniería de la UNA (Fiuna), donde los accesos estaban bloqueados hace más de dos meses, fue una de las primeras medidas solicitadas por el nuevo interventor, Ricardo Garay.

Así inició los trabajos bajo la observación de estudiantes y docentes designados por cada estamento. Ingresó primero a las salas del Decanato en busca de documentos que fueron sellados y foliados para su posterior análisis.

El interventor manifestó su deseo de que las actividades regresen a la normalidad en la casa de estudios, incluido el retorno a las clases.

Los estudiantes de Ingeniería llevan 139 días de paro, (cuatro meses y medio) y los accesos a la mayoría de las dependencias de Fiuna permanecen bloqueados hasta la fecha. Y seguirán así, de acuerdo a lo anunciado por los universitarios en la víspera.

El paro se inició a principios de agosto pasado, en reclamo de la renuncia del decano Éver Cabrera –cuyo cargo está cesante mientras dure la intervención– y la del vicedecano, Luis Cardozo.

También exigen el llamado a elecciones de nuevas autoridades de los distintos estamentos de Ingeniería, así como sumarios a funcionarios y docentes.

Cambio. El nuevo interventor Ricardo Garay asumió en lugar del profesor Julián Agüero, quien indicó que no pudo llegar a un consenso con todas las partes durante sus treinta días de labor.

El presidente del Centro de Estudiantes de Ingeniería, Herbert Segovia, manifestó al respecto que no estuvieron de acuerdo con el deseo de consensuar con las partes que pretendió Agüero.

“Pedimos acciones concretas que no se dieron en todo este tiempo”, indicó.

Agregó que el paro continúa y que si se dan asambleas para tomar decisiones, pasarán para el año que viene.

“Estaremos expectantes y no bajaremos la guardia en los próximos días”, dijo.

Ricardo Garay pidió que se liberen los accesos necesarios para poder trabajar en la sede.

“Necesitamos acceso a las instalaciones físicas, estamos en un equipo interventor, existe mucho trabajo pendiente en lo administrativo y en lo académico”, expresó.

Pidió la confianza de los alumnos para investigar al asegurar que todo se hará de manera transparente.