7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 19 de julio de 2016, 12:41

Nuevas demandas civiles contra Volkswagen en Nueva York y Massachusetts

Nueva York, 19 jul (EFE).- El fiscal general de Nueva York, Eric T. Schneiderman, y la de Massachusetts, Maura Healey, anunciaron hoy demandas contra Volkswagen AG y sus filiales Audi AG y Porsche AG reclamando "sanciones sustanciales" contra sus responsables por haber actuado de forma ilegal deliberadamente.

Ambos consideran que el acuerdo alcanzado con la compañía en EE.UU. el pasado junio por fraude en su sistema de control de contaminantes no cubre la responsabilidad civil en un caso que ha afectado a miles de consumidores en EE.UU.

En sendas demandas se denuncia que el esquema de fraude fue "atroz" y "generalizado", así como orquestado desde las altas instancias de Volkswagen, incluido el ex director general Martin Winterkorn.

Según escribe Healey en su demanda, "Volkswagen, Audi y Porsche defraudaron a miles de consumidores de Massachusetts, contaminaron el aire, hicieron daño a nuestro medioambiente y, a continuación, para empeorar las cosas, trazan un encubrimiento masivo para engañar a los reguladores ambientales".

"Con la acción de hoy, queremos dejar claro a todos los fabricantes de automóviles que violar las leyes diseñadas para proteger nuestro medioambiente y nuestra salud pública es inaceptable y será castigado con penas significativas", añadió.

Las demandas de hoy, según Schneiderman, "dejan claro que sanciones sustanciales deben ser impuestas a las empresas de Volkswagen, por encima y más allá de la cantidad que tienen que pagar de restitución a los consumidores estadounidenses y reparar el daño ambiental que han causado".

Para Scheiderman, Volkswagen actuó con una "cultura de arrogancia corporativa arraigada".

Denuncian que Volkswagen y sus filiales pusieron a la venta automóviles diesel (incluyendo más de 25.000 en Nueva York y 15.000 en Massachusetts), que fueron equipados con dispositivos de desactivación "ilegales" que ocultaban cantidades ilegales de las emisiones nocivas de dichos automóviles y luego hicieron un presunto intento de encubrir su comportamiento.

Un encubrimiento que fue "orquestado y aprobado" en los más altos niveles de la empresa, incluyendo a Martin Winterkorn.

El pasado 28 de junio, Volkswagen anunció haber alcanzado un acuerdo parcial con las autoridades y consumidores estadounidenses para zanjar el escándalo de las emisiones ilegales de sus motores diesel, pero ahora hay que sumar estas demandas de responsabilidad civil a la que podrían sumarse más estados, tal y como apuntó Schneiderman en un comunicado.