11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
viernes 8 de julio de 2016, 01:00

Nueva cita a playeros en caso combustibles de la Policía

Porque los cinco procesados no trajeron el dinero que iban a dar como reparación del daño, se suspendió ayer la audiencia preliminar, en el caso del supuesto negociado de los combustibles de la Policía Nacional.

Para todos ellos, el Ministerio Público había requerido la aplicación del criterio de oportunidad.

El juez de Garantías, Gustavo Amarilla, fijó una nueva fecha para la audiencia preliminar para el próximo 15 de julio, a las 8.30, donde los cinco procesados se presentarán nuevamente.

Los encausados para quienes se requirió el criterio de oportunidad son: Humberto Ayala, Derlis González, Víctor Ojeda, Gustavo Rodríguez y Gustavo Aquino.

Los mismos habían llegado a un acuerdo con el Ministerio Público para hacer una donación de G. 1.200.000, como reparación del daño social, por lo que debían haberlo traído en la preliminar.

Todos ellos fueron playeros que fueron investigados por el caso. No obstante, ninguno de ellos lo trajo, por lo que la diligencia fue suspendida hasta la próxima semana.

SOBRESEÍDOS. En la misma causa, el miércoles, fueron sobreseídos Mirta Rotela de Alvarenga, Francisco Alvarenga (esposa e hijo del ex comandante de la Policía Francisco Alvarenga), Lourdes Chamorro y Ada Liz Da Rosa Franco.

En el caso, también están procesados el suboficial Roberto Osorio Romero quien afronta proceso por lesión de confianza y enriquecimiento ilícito; y su superior, el comisario principal Juan Mendoza Pérez, tesorero de la División de Combustible de la Comandancia de la Policía Nacional, por lesión de confianza.

También el ex administrador Carlos Jara, por lesión de confianza, y el ex comandante de la Policía Nacional, el ya citado Alvarenga, acusado por lesión de confianza.

Según la investigación, el desvío millonario de cupos de combustible para las patrulleras, dejó un supuesto perjuicio patrimonial de unos G. 1.200 millones, para la institución del orden público.