7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 24 de noviembre de 2016, 11:36

Norman Foster y Carlos Rubio elegidos para ampliar el Museo del Prado

Madrid, 24 nov (EFE).- Los arquitectos Norman Foster y Carlos Rubio han ganado el concurso para rehabilitar el Salón de Reinos del Museo del Prado, que supondrá la ampliación de la pinacoteca en 5.700 metros cuadrados, de los que casi 2.600 serán de superficie expositiva, y que plantea una "ambiciosa estrategia urbana".

El ministro español de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, hizo hoy el anuncio tras la reunión del pleno del Patronato del Museo del Prado en la que el jurado del concurso para la rehabilitación arquitectónica y adecuación museística del Salón de Reinos del Buen Retiro comunicó la elección del equipo integrado por Foster+Partners L.T.D. y Rubio Arquitectura S.L.P.

Un proyecto que, según aseguró la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, "promete una gran belleza" y comparte su idea de que los edificios "conserven en su nueva vida la memoria de lo que vivieron".

"Este proyecto ha dado con el corazón, con la memoria de lo que fue el Salón de Reinos", indicó la alcaldesa, quien agregó que su desarrollo en el entorno del edificio coincide con lo programado por el Ayuntamiento de Madrid, que trabaja "para que sea realidad el reconocimiento como patrimonio de la humanidad del paseo del Prado".

Con un presupuesto de cerca de dos millones de euros (2,1 millones de dólares) para la elaboración del proyecto, a los que se unirán los 30 millones (31,8 millones) que costarán las obras, tanto el ministro como los responsables del Museo del Prado confían en que estas puedan iniciarse con motivo del bicentenario de la pinacoteca, en 2019.

Méndez de Vigo recordó que el Salón de Reinos, junto al Casón, es el único testimonio que queda del desaparecido Palacio Real del Buen Retiro y que, tras ser sede del Museo del Ejército, fue adscrito al Museo del Prado hace poco más de un año.

De los 47 proyectos presentados al concurso, ocho fueron seleccionados como finalistas el pasado junio. La propuesta ganadora, presentada bajo el lema "Traza oculta", rentabiliza al máximo el uso museístico en el edificio y crea un gran atrio de acceso en la fachada sur, imprimiendo a este espacio un carácter semiabierto y permeable al exterior.

No obstante, el atrio servirá de protección a la fachada original del Salón de Reinos, en la que se recuperarán sus huecos y balconadas, fachada que se prolongará con un gran espacio expositivo en una planta tercera.

El proyecto, que evita las excavaciones, apunta la peatonalización del eje Parque del Retiro con el "campus" del Museo del Prado, aunque esta posibilidad, indicó el presidente del Patronato del Prado, José Pedro Pérez-Llorca, "no compromete la política del Ayuntamiento de Madrid".

No obstante, opinó que esta peatonalización, que podría ser total o parcial, le parece "una propuesta interesantísima de comunicación" entre los edificios, mientras que el director del Museo, Miguel Zugaza, consideró que se trata de una propuesta urbana "muy interesante" para el funcionamiento del campus del Prado.

El proyecto, según Pérez-Llorca, es "extraordinariamente respetuoso con lo que queda" del edificio del Salón de Reinos y reúne el "respeto a la memoria" con unas nuevas salas de exposición "que pueden ser magníficas".

Sobre el destino de estas salas y lo que puedan albergar en el futuro, el presidente del Patronato insistió en que, por el momento, el proyecto está concentrado "en el continente y no en el contenido y no hay una decisión sobre lo que irá dentro".

"Cuando sepamos exactamente lo que vamos a tener, se decidirá lo que contendrá", indicó el presidente del patronato, quien insistió en que "no hay ningún proyecto, ninguna intención por parte del Museo del Prado de cambiar el 'Guernica' de sitio", en relación con el cuadro de Pablo Picasso que se encuentra en el Museo Reina Sofía.