17 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 27 de agosto de 2017, 01:00

“No tengo miedo”, grito masivo de Barcelona

Bajo el lema “No tengo miedo”, cientos de miles de personas marcharon este sábado en Barcelona contra la violencia yihadista, en presencia del rey de España que fue fuertemente abucheado por manifestantes con banderas independentistas catalanas.

Convocados por el Ayuntamiento de la segunda ciudad de España y el Gobierno regional catalán, barceloneses y visitantes quisieron mandar un mensaje de paz tras el doble atentado que nueve días antes dejó 15 muertos en Barcelona y en Cambrils.

“La mejor respuesta: la paz”, “No a la islamofobia”, podía leerse en las pancartas que enarbolaron los manifestantes –medio millón según la policía municipal– junto a rosas rojas, blancas y amarillas, los colores de Barcelona.

Era la primera protesta en la historia de la democracia española en que participaba un monarca, pero Felipe VI recibió silbidos y abucheos de muchos manifestantes en una región, Cataluña, de fuerte sentimiento republicano cuyas autoridades quieren separarse de España.

Tras una pancarta con el lema “No tinc por!” (“¡No tengo miedo!” en catalán), abrieron la marcha representantes de los colectivos que tras el atentado en las Ramblas de Barcelona acudieron en socorro de los afectados: policías, bomberos, médicos pero también vecinos y comerciantes que abrieron sus puertas a las víctimas heridas y asustadas.

Entre ellos estaba Montse Rovira, de 53 años, jefa del servicio de emergencias sociales del Ayuntamiento que tras el ataque, explicó a la AFP, acogió y ayudó “a las personas que iban perdidas, a quienes no encontraban a sus familiares”.

En segunda fila desfilaron codo con codo políticos y otras autoridades, entre ellas el jefe del ejecutivo español, Mariano Rajoy, y el presidente del gobierno regional, el independentista Carles Puigdemont.