22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
24°
33°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
miércoles 28 de junio de 2017, 01:00

“No sea elemento distractor para otros temas”

Guillermina Kanonnikoff, una de las tantas víctimas del régimen de Alfredo Stroessner, aplaude y festeja la imputación presentada por la fiscala Liliana Zayas contra diez torturadores de esa época, pero espera que no sea (la imputación) un elemento distractor para la ciudadanía. La activista sostiene que el procesamiento aparece en un momento en que se está clamando justicia en el caso Curuguaty, por el crimen del dirigente liberal Rodrigo Quintana y muchas otras injusticias.

“La justicia tiene que demostrar la independencia de los otros órganos del Estado, ya que vemos un Poder Judicial totalmente anacrónico, sometido a otros poderes del Estado”, mencionó.

Kannonikoff recordó que Eusebio Torres fue uno de sus torturadores y que siempre estuvo al frente de los grandes autores de muchas masacres ocurridos en el país.

La mujer también nombró a Lucilo Benítez (Cururu Pire), Juan Martínez –este es el que asesinó a su marido– y Camilo Almada Morel, fueron querellados por ella y fueron condenados y ahora están libres por compurgar sus penas.

La fiscala del caso, Liliana Zayas, mencionó que la investigación fue larga y difícil a raíz de que se tuvo que recurrir a muchos documentos de diferentes instituciones para llegar a imputar a los diez presuntos torturadores, en base a la denuncia presentada por una de las víctimas de la dictadura, Domingo Guzmán Rolón, en octubre del 2011, quien está vivo y ayudó en todo momento a esclarecer el caso. “Hemos recurrido a muchos documentos que nos fueron proporcionados por el Museo de la Memoria, el Museo de la Justicia, el Centro de Documentación y Archivos para la defensa de los Derechos Humanos y la Defensoría del Pueblo”, mencionó la agente fiscal.