9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
viernes 15 de julio de 2016, 01:00

No se descarta que crimen sea un ajuste

Los delincuentes que asesinaron a la peluquera Mariza Sánchez Molinas, cuando regresaba a su casa tras salir de su trabajo en la noche del pasado miércoles, en Isla Aranda, de Limpio, dispararon en la boca de la mujer sin mediar palabras y luego llevaron su cartera, según la Policía y los familiares de la víctima.

Esta acción llama la atención de la Policía y no descartan que el trasfondo sea un ajuste de cuentas, ya que el hermano de la misma, Édgar Manuel Sánchez Molinas, está involucrado en la muerte de un hombre cuya hija de 15 años fue herida de bala en la cabeza en mayo pasado.

El crimen del hombre sucedió en la misma zona donde se perpetró el crimen y robo, en perjuicio de la trabajadora, según el Crio. Diosnel Duré. Supuestamente en aquella ocasión hubo promesa de venganza por parte de los familiares del fallecido y esa pista están siguiendo los agentes de Homicidios, comunicó el agente policial.

ATAQUE. La víctima, alrededor de las 20.30, fue abordada por los dos motoasaltantes cuando iba circulando con su hijo menor de 13 años por el camino vecinal de su barrio. Mariza, tras el susto escudó a su hijo, quien observó lo sucedió detrás de su madre.

Los ladrones directamente metieron el arma en la boca de la víctima y le hirieron, relató Felipa Molinas, madre de la víctima. Tras el ataque, los desconocidos llevaron el botín consistente en llaves de la casa, un teléfono y dinero que era parte de la ganancia de los trabajos de peluquería. La mujer deja tres hijos huérfanos, lamentaron sus familiares.

Uno de ellos es testigo del fatal suceso que le segó la vida a su madre.