8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
martes 22 de noviembre de 2016, 02:00

No se comprobó si Afara justificó el uso de G. 200 millones

Una auditoría de la Contraloría General de la República (CGR) constató irregularidades en la provisión de alimentos sólidos y leche, que fueron adquiridos para escuelas de Itapúa, por un monto que supera los G. 200 millones, en la época en que se desempeñaba como gobernador de ese departamento el actual vicepresidente de la República, Juan Afara.

La Gobernación envió entonces un “plan de mejoramiento” ante las irregularidades detectadas por la CGR, pero el caso es que esta última institución nunca volvió a realizar una auditoría para corroborar que efectivamente ese dinero haya sido justificado.

“La Contraloría podrá verificar en auditorías futuras o cuando lo crea conveniente la efectividad de las acciones establecidas en el plan de mejoramiento y la documentación que lo justifique”, dice el informe de la CGR, pero nunca volvió a realizarse una orden de control en esa Gobernación, donde hoy está liderada justamente por el amigo de Afara, Luis Gneiting (ANR).

La auditoría que empezó en el 2012 y culminó hace más de un año fue publicada la semana pasada, luego de varios pedidos de informe presentados por este diario.

Supuestamente, luego de descubrir las irregularidades, la Gobernación cumplió con las recomendaciones de la CGR para solucionar la situación, pero hasta ahora nadie comentó qué ocurrió, ni se supo si el dinero fue o no devuelto a la Gobernación.

Observaciones. El documento cuenta con 37 observaciones con diferentes tipos de irregularidades, donde un capítulo aparte está destinado al programa de Complemento nutricional.

La primera observación realizada por el equipo auditor señala que detectaron 62.957 unidades de alimentos sólidos (rosquitas vitaminadas y enriquecidas) que no fueron suministrados a las diferentes escuelas públicas dentro del Departamento de Itapúa.

Los auditores compararon las planillas de las escuelas beneficiadas con las notas de remisión de las empresas Distribuidora Paraguay y Comercial Julio César.

“La diferencia mencionada representa una erogación de G. 47.246.406 pagados de más por la administración departamental”, indica el informe.

Señala además que la Gobernación pagó en total G. 212.956.380 a proveedores que presentaron facturas con timbrado vencido, o sea, documentos no válidos, según constataron en el sistema Marangatú del Ministerio de Hacienda.

La auditoría también detectó que 42.660 litros de leche que compró la Gobernación para escuelas de la región no fueron entregados, lo que representa una suma de G. 172.187.085.

El equipo comparó las notas de remisión de las empresas proveedoras con el listado de entregas elaborado por la administración de la Gobernación.

“Se constató una diferencia total de 42.660,60 litros de leche, representando la suma de G. 172.187.085, según los precios por litro establecidos en los respectivos contratos para el periodo fiscal 2011; observándose que dicho listado o informe no refleja los suministros efectivamente realizados”, señala el informe, donde se muestra un pago indebido de G. 2.722.400 a la cooperativa Colonias Unidas.

También se realizan varias observaciones respecto a la no provisión a varias escuelas que afectaron a 44.794 alumnos de 491 instituciones.