5 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
martes 26 de julio de 2016, 01:00

No hay meteorito que los extermine

Por Sergio Cáceres Mercado

caceres.sergio@gmail.com

Ya desde el tercer capítulo, La Era de Hielo dio señales de agotamiento. La historia de este trío de amigos fue genial en su primera entrega, y en la segunda todavía tenía mucho que decir. Ahora que ya estamos en la quinta parte, simplemente se buscan excusas para continuar, y tales excusas son más que rebuscadas. Cae así en lo que otros largometrajes animados han caído cuando ya empiezan a estirar varios capítulos: los temas no dan para un largo, sino más bien parecen una caricatura alargada a fuerza de simples chistes.

El perezoso Syd, el único que no tenía pareja, ahora ya la ha encontrado. Diego, el tigre dientes de sable, ya conversa con su novia sobre tener hijos. Y el mamut Manny participa del casamiento de su hija. El único que sigue con la misma historia es la ardilla Scrat, quien continúa tras su bellota en una particular aventura espacial; sus peripecias siguen tan reideras como la primera vez.

El trío y todos los que se han unido a ellos tienen como misión salvar de la extinción a la Tierra, que está amenazada por un meteorito que se dirige directo a colisionar con ella. Para resolver este problema de escala planetaria, aparece una vez más la comadreja que ya les había ayudado en el capítulo anterior. Mientras encuentran la forma, cada uno de nuestros héroes debe resolver problemas internos, entre los cuales Manny parece ser el más acuciado, pues su hija quiere casarse y mudarse lejos de ellos. (En la voz del simpático yerno de Manny, los youtubers podrán reconocer a Germán Garmendia, el popular comediante chileno).

Durante toda la aventura, siempre está la comedia en la cual los chicos encontrarán diversión. A esta altura ya son todo un clásico. Simplemente parece que ha llegado el momento de clausurar y pasar a otra cosa, como lo hicieron acertadamente los de Shrek. Ya veremos qué pasa. Mientras, la familia y los chicos pueden disfrutar riendo con este prehistórico grupo de mamíferos.

Calificación: * * 1/2 (regular a buena)