3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
28°
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
jueves 7 de julio de 2016, 01:00

Niña de dos años atacada por pitbull no puede caminar

Sol Milagros Nahir Zorrilla Amarilla, la niña de dos años que fue atacada por un perro de la raza pitbull, el pasado sábado, en Limpio, se recupera favorablemente, según confirmó su padre, Ignacio Zorrilla, quien también anunció que los dueños del animal, hasta el momento, se están responsabilizando de los gastos de internación de la menor, que se encuentra internada en la Clínica Fernández, de Limpio, desde el sábado pasado. “Le hicieron una evaluación; le estuvieron probando pararle a ver si se puede sostener. Puede mover la pierna, pero no puede pararse ni dar pasos”, explicó el hombre que detalló además que le tuvieron que operar a la niña para hacerle una sutura interna de tejidos.

El señor Ignacio tiene además otras dos hijas que presenciaron el terrible hecho y quedaron con fobia a los animales después de lo sucedido, tanto que necesitan asistencia psicológica. “Mis hijas se fueron a la despensa; cuando iban a ingresar a mi casa, estando en mi vereda, el pitbull salió del patio de su dueño y quiso atacar a mi perro caniche; entró hasta mi casa y atacó a una de mis hijas. Las otras gritaron y quedaron con fobia a los animales; tuve que regalar mi mascota”, relató el padre de familia que en medio de la desesperación se abalanzó sobre al animal, evitando así un desenlace aún más dramático. “Tuve que lanzarme sobre a él; le agarré con mis dos brazos y le apreté por mi pecho; le tuve que asfixiar, porque ellos no sueltan fácilmente”, agregó.

Zorrilla confirmó que hasta el momento llegaron a un acuerdo con la dueña del animal, Monserrat Aveiro, que junto a su familia se están haciendo cargo de la situación. “Hasta el momento, están yendo día de por medio a ver a mi hija y se están haciendo cargo de todo. Por el momento, la prioridad es la salud de mi hija y después vamos a ocuparnos de la parte penal”, expresó.

Si bien hubo denuncia en la Comisaría Novena Central de Limpio, no se inició una investigación fiscal de lo sucedido.

Ignacio Zorrilla admitió que quedó con mucha impotencia por lo sucedido y además reveló que el perro que atacó a su hija ya fue llevado del lugar en donde estaba. Pidió además a las autoridades, que promulguen una ley para regular la tenencia de este tipo de animales.

Por su parte, la Asociación Pitbull del Paraguay recomienda no correr del perro cuando está suelto y no mirarlo a los ojos porque el contacto visual lo consideran como un desafío.