2 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 22 de octubre de 2016, 12:11

Nietos/as, la muestra homenaje a 39 años de la lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo

Buenos Aires, 22 oct (EFE).- Son los rostros de la felicidad, de la satisfacción por el reencuentro, pero también del sufrimiento por una identidad arrebatada por el terrorismo de Estado. Eso reflejan los 39 retratos de "Nietos/as", la muestra con la que un fotógrafo argentino homenajea a Abuelas de Plaza de Mayo en su 39 aniversario.

"Esto es una manera de mostrar el resultado de muchos años de lucha colectiva" por recuperar la identidad de los niños arrebatados durante la última dictadura militar argentina (1976-1983), donde el "mascarón de proa y la guía" son las Abuelas, explicó a Efe Alejandro Reynoso, comisario de la muestra, instalada en Buenos Aires.

A este colaborador habitual de la organización pro derechos humanos le "surgió la necesidad" de mostrar "los rostros auténticos" de quienes vivieron durante años con una identidad robada, y al fin pudo hacerlo.

Se trata de un trabajo delicado, de más de un año de duración, donde el principal argumento era dar a conocer, de otra forma, que "121 nietos han sido recuperados y se reconciliaron con su propia historia".

Según el autor, los retratos fueron creados con una técnica "sencilla, clara y explícita", con fotografías naturales sobre un fondo blanco común que permite "crear una conexión lo más directa posible" con la persona y poder mirar a esos nietos a los ojos "tal y como ellos miraron fijamente a la cámara".

"Hicimos una toma directa, mirando a cámara y -viendo en el acto el resultado- conversamos si se sentían identificados en la foto", explicó Reynosa.

"Los casos son muy distintos", insiste el comisario, y así se refleja también en sus rostros, aunque todos los protagonistas de la muestra "coinciden en que la verdad es mucho mejor que cualquier cosa, porque es lo que libera y ayuda a procesar la vida".

El resultado son 39 rostros muy diferentes. 39 rostros por 39 años de lucha que expresan en su mayoría la felicidad y la liberación por saber, al fin, quienes son.

Un texto biográfico adaptado "con una vuelta de tuerca literaria" por la escritora María Eugenia Ludueña acompaña cada fotografía para acercar la historia de cada nieto al público.

Para Reynosa este trabajo es también una herramienta para "seguir buscando y concientizando" a la sociedad, porque de las más de 500 denuncias que están en Abuelas de Plaza de Mayo hay solo 121 casos resueltos, señala.

En este sentido, están tratando que la muestra salga del país para seguir devolviendo identidades a los nietos que faltan, y que pueden estar también en otros países, como ya ha ocurrido.

Por su parte, la presidenta de la emblemática institución de defensa de los derechos humanos, Estela de Carlotto, aseguró en una conversación con Efe que "es muy emocionante" ver la obra de Reynoso y esas "caritas que reflejan una tarea muy dura y difícil pero que también ha sido exitosa".

Ahora se muestran "39 rostros por 39 años de trabajo" perfectamente plasmados por un "gran fotógrafo", apuntó De Carlotto, consciente -a punto de cumplir 86 años- de que cada vez son "menos".

"Cada vez somos menos abuelas, somos muy mayores y, lamentablemente, nos vamos muriendo, otras están muy enfermitas", señaló la titular de la asociación en defensa de los derechos humanos, quien aseguró además que la institución ya trabaja en "delinear el reemplazo" generacional con los "nietos" para "dar continuidad" al proyecto.

"Estamos delineando ya el reemplazo de Abuelas con nuestros nietos en un entorno de trabajo y continuidad porque faltan todavía muchos nietos por encontrar en Argentina y también fuera", agregó.

Un trabajo para el que están centrando sus esfuerzos también en las guarderías, donde las integrantes de Abuelas de Plaza de Mayo realizan charlas para concienciar a los más pequeños y que trasmitan a sus padres el mensaje de que, si tienen cualquier tipo de duda, consulten para evitar que esos "nietos sin identidad arrastren a su prole".

Además de localizar y restituir a sus legítimas familias todos los niños secuestrados por la dictadura, la histórica finalidad de la organización, creada en 1977, es pedir justicia contra los responsables de los delitos de Estado en ese periodo.

Cris Terceiro