8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
sábado 12 de noviembre de 2016, 01:00

Nico Rosberg quiere triunfar en San Pablo

El alemán Nico Rosberg (Mercedes) intentará aprovechar su segunda bola de título para anotarse este fin de semana en San Pablo, sede del Gran Premio de Brasil, del Mundial de Fórmula Uno, que lidera, a falta de dos carreras, con 349 puntos, diecinueve más que su compañero y rival inglés Lewis Hamilton.

Rosberg será matemáticamente campeón del mundial más largo de la historia si gana mañana la penúltima carrera del certamen; aunque al alemán, nueve veces vencedor este año, le basta ser segundo si Hamilton no pasa del cuarto puesto; siempre y cuando quede por debajo del quinto; o incluso sexto o no acabase la carrera.

De lograrlo, sería el tercer ganador alemán, tras Michael Schumacher, séptuple campeón del mundo (1994-95, con Benetton; y 2000-04, con Ferrari) y de Sebastian Vettel, que encabezó el cuatrienio glorioso de Red Bull entre 2010 y 2013.

Emularía a su padre, Keke Rosberg, primer finlandés en ganar el Mundial (en 1982, con Williams); y se convertiría en el segundo hijo de campeón en capturar el título, después del inglés Damon Hill, que copió en 1996 también con Williams a su progenitor, Graham, que se coronó en 1962 con BRM y seis años después con un Lotus.

Definición final. En caso de que Nico no capturase la corona en la pista paulista –de 4.309 metros, a la que mañana está prevista que se den 71 vueltas, para completar los 306 kilómetros de la vigésima carrera del año– ambos se jugarán el título dentro de dos semanas en el cierre de Yas Marina, en Abu Dabi, capital de Emiratos Árabes Unidos, definición que los fanáticos esperan en su mayoría.