27 de marzo
Lunes
Tormentas
22°
29°
Martes
Poco nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
21°
33°
Jueves
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
martes 14 de junio de 2016, 02:00

Negocios ilícitos de la Triple Frontera financian el terrorismo del Hizbulá

La Fundación para la Defensa de las Democracias dice que esta área permite a los grupos terroristas y criminales organizados cooperar en pos de ganancias con las que luego financian sus propias agendas.

Debido a la vulnerabilidad de la Triple Frontera, además de la falta de costumbre estricta de controles policiales en los cruces fronterizos, más la debilidad de las autoridades y los funcionarios corruptos, un informe de la Fundación para la Defensa de las Democracias (FDD) indica que la zona fronteriza entre Argentina, Brasil y Paraguay cuenta con todos los factores para beneficiar a Hizbulá, a través de la participación del crimen organizado, financiando el terror en general.

"Este ambiente permisivo anima a los carteles criminales y el terrorismo para cooperar en beneficio mutuo", dice el documento, investigación realizada por el doctor Emanuele Ottolenghi, miembro senior de la citada fundación y encargado de investigar la financiación del terrorismo. El documento fue presentado el pasado 8 de junio en Washington DC, Estados Unidos.

"Las fronteras vulnerables son un componente crítico del movimiento de drogas de las mesetas andinas, donde se cultiva la coca, a los puntos de distribución más al Este, en Brasil y Paraguay, donde la pasta de coca en cocaína es refinada antes de ser enviada a sus principales mercados de Occidente. Lo mismo es cierto para la marihuana: producida principalmente en Paraguay, cannabis y sus derivados", menciona el escrito.

En ese sentido, explica que "las organizaciones terroristas pueden proporcionar estos servicios (ofrecer apoyo al narcotráfico). Esto, ya que los grupos terroristas dependen de las drogas, las que compran, así como ayudan a mover, como una fuente de ingresos para sus propias actividades".

Con respecto a nuestro país, el documento resalta que "Paraguay es también un exportador no oficial de cigarrillos de contrabando, narcóticos (cocaína y marihuana), y armas, además del contrabando de artículos electrónicos. Excepto por marihuana, que se cultiva a lo largo de la frontera de Paraguay con Brasil".

El crimen organizado transnacional es particularmente activo en estas zonas fronterizas por las mismas razones que atraen a los contrabandistas –laxitud de los controles y la corrupción– que favorecen al tráfico, incluido el de mercancías ilícitas, menciona el informe de la FDD y remarca, que "la cooperación entre los carteles criminales, el comercio de las drogas y las organizaciones terroristas utilizan estas áreas para el lavado de dinero, porque el comercio lícito es fundamental para el tráfico ilícito".

"A través del lavado de dinero basado en el comercio, las organizaciones criminales pueden disponer de los beneficios procedentes de actividades criminales, sobre todo las drogas y el tráfico de armas, sino también el contrabando de tabaco y el contrabando de productos lícitos como la electrónica", puntualiza.