9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
sábado 19 de noviembre de 2016, 01:00

Necesidad de la cancha Cañones

Es un lugar céntrico en el Bañado Sur. Hace cinco años allí se jugaban muchos campeonatos de fútbol. Es la única gran plaza y cancha grande de un barrio con 16.000 personas.

Luego, por problemas de disputas personales y partidarias quedó abandonada y convertida en un barrizal.

Ahora se presenta la ocasión de remodelarla, jugar fútbol profesional, dos campos de vóley, un lugar de resguardo para que jueguen los niños pequeños y un sitio con techo para conferencias y reuniones, además de plantar árboles en todo el alrededor. Una maravilla que nunca creíamos podía ser ya realidad.

Hay quien se opone a emplear plata en esta tarea porque los bañadenses del Sur somos pobres.

Todavía peor: Porque no pagamos impuestos. Quienes esto dicen, que no son pocos y engañados y no parecen saber que el impuesto más injusto es el del IVA. Teniendo los empobrecidos teniendo pocos recursos, para el tanto por ciento referente a lo que se gana en el Bañado Sur, el IVA representa un impuesto mayor que en los barrios adinerados.

Creo que, como seres humanos que somos, merecemos por equidad que se mejore la situación del Paraguay desde abajo para arriba. Desde los bañados al centro de Asunción.

Por otra parte, nuestra juventud no tiene lugares donde jugar y gastar sus fuerzas. Hay demasiada droga entre nosotros. Y esta tendría un freno con la organización de partidos y campeonatos entre la juventud, cosa que ahora desde hace años no existen.

La Municipalidad ha convocado a una ayuda para sitios que necesitan mejoras.

La cancha Cañones es uno de estos.

Quiero terminar el artículo de hoy con una muy buena noticia.

El Tribunal de Salto de Guairá ha dado sentencia absolutoria a Raquel la adolescente presa el 15 de junio del 2012 en Marina Cué (Curuguaty). Entre las irregularidades cometidas, muchas, se les olvidó (siendo una adolescente) hacerle un examen sicológico de comprensión.