3 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 4 de septiembre de 2016, 01:11

Murray y Wawrinka sufren; ganan Nishikori, Thiem y del Potro; todos a octavos

Nueva York, 3 sep (EFE).- Al final no hubo sorpresas en la competición masculina de la sexta jornada del Abierto de Estados unidos, pero si mucho trabajo y sufrimientos para algunos favoritos como el inglés Andy Murray, segundo cabeza de serie, y el suizo Stan Wawrinka, tercera, aunque consiguieron el objetivo de pasar a los octavos de final.

Lo mismo que lograron con mayor brillantez el japonés Kei Nishikori, sexto preclasificado, el austríaco Dominic Thiem, octavo, y el argentino Juan Martín del Potro, que eliminó al español David Ferrer (11).

Mientras que el ucraniano Illya Marchenko, de 29 años, también se aprovechó de la retirada del australiano Nick Kyrgios (14) para llegar a la cuarta ronda por primera vez en cuatro participaciones que ha tenido en el Abierto, donde anteriormente su mejor clasificación había sido alcanzar la segunda ronda.

Con muchísimo más desgaste del esperado, Andy Murray, el flamante doble medallista de oro olímpica, tuvo todo tipo de problemas antes de imponerse por parciales de 7-6 (4), 5-7, 6-2 y 6-3, al italiano Paolo Lorenzi en un partido que duro tres horas y 20 minutos.

Murray no tuvo su mejor toque de muñeca ni colocación en los golpes además que su saque no fue bueno por lo que sufrió hasta que llegó la tercera manga y todo comenzó a cambiarle a su favor.

El esfuerzo realizado puede que le pase factura a medida que transcurra el torneo pero consiguió el objetivo de superar la primera semana y estar en los octavos de final en los que tendrá de rival al búlgaro Grigor Dimitrov, vigésimo segundo cabeza de serie, que se impuso por 6-4, 6-1, 3-6 y 6-2 ante el portugués Joao Sousa, verdugo en la segunda ronda del español Feliciano López.

Pero lo paso Wawrinka al que le tocó salvar una pelota de partido en el duelo que mantuvo frente al inglés Daniel Evans al que se impuso por 4-6, 6-3, 6-7 (6), 7-6 (8) y 6-2 tras cuatro horas de acción en la pista Louis Armstrong.

El juego del tenista suizo estuvo muy lejos del ideal ante Evans que llegó al torneo como número 64 del mundo y puso todo el poder físico para aprovecharse de los errores y e inconsistencia del semifinalista del Abierto de Estados Unidos de la pasada temporada.

En el tiebreak del cuarto parcial, el suizo tuvo que salvar una bola de partido en 5-6 y caminó por la cornisa hasta el 10-8 decisivo.

"La verdad es que he estado muy cerca de la eliminación y de ahí que el triunfo tenga mayor valor, pero soy consciente que debo mejor en mi tenis de cara a la segunda semana en el Abierto", destacó Wawrinka.

Sobre todo porque su rival en octavos será Marchenko, número 63 del mundo, que ha realizado un gran torneo y convertido en el tercer jugador que ha superado la primera semana del Abierto sin que llegase al cuadro como cabeza de serie.

Marchenko logró el pase después que en al inicio de la cuarta manga del partido que disputaba contra Kyrgios, que decidió retirarse por lesión cuando el marcador era favorable al tenista ucraniano con parcial de 4-6, 6-4 y 6-1.

Nishikori, más allá del marcador final, tampoco la tuvo fácil para avanzar a octavos, dado que el japonés, finalista del Abierto en el 2014 todavía no ha encontrado la consistencia en su juego.

Pero al final ganó al francés Nicolas Mahut, número 42 del mundo, por 4-6, 6-1, 6-2 y 6-2.

Nishikori que llega sin presión a Nueva York, donde no tiene que defender puntos para mejorar su clasificación mundial, tendrá como rival en los octavos al veterano croata Ivo Karlovic, vigésimo primera cabeza de serie, que venció por 6-4, 7-6 (3) y 6-3 al estadounidense Jared Donaldson.

De nuevo Karlovic tuvo su mejor arma en el saque al colocar 14 aces con cinco dobles faltas, además de lograr 27 tantos en las 50 subidas que hizo a la red, factor que puede perjudicarle a Nishikori en su juego desde el fondo de la pista.

También tuvo que jugar cuatro sets Thiem pero al final consiguió el pase a los octavos tras derrotar por 1-6, 6-4, 6-4 y 7-5 al español Pablo Carreño Busta, que a pesar de quedar eliminado realizó una gran labor, aunque los tantos decisivos no cayeron de su lado.

El rival de Thiem en los octavos será el renacido del Potro que se impuso con facilidad a Ferrer en tres sets por 7-6 (3), 6-2 y 6-3, en lo que fue su cuarta victoria en los 10 enfrentamientos que han tenido ambos tenistas como profesionales.

Del Potro, de 27 años, ganador del torneo en el 2009, consiguió su pase a la cuarta ronda del Abierto por tercera vez en las ocho participaciones que ha tenido después que no pudo jugarlo en las dos últimas ediciones al estar lesionado.

El tenista argentino, medalla de plata en los pasados Juegos Olímpicos de Río, que llegó al torneo por invitación, mostró la recuperación completa de la grave lesión que sufrió en la muñeca derecha y estuvo siempre en control del partido.

Además se ha convertido de nuevo en el favorito de los aficionados neoyorquinos que con toda seguridad le darán su apoyo cuando comience la segunda semana del último torneo de Grand Slam.

"No tengo nada que perder, dado que ante mi todos son favoritos", declaró del Potro al valorar el próximo rival. "Los que han jugado conmigo hasta ahora tenían mejor clasificación y lo único que me debe preocupar es que mi tenis vaya a más".