19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
14°
30°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Parcialmente nublado
10°
22°
Martes
Despejado
17°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
sábado 17 de junio de 2017, 01:00

Murió Chita, única chimpancé del zoológico de Asunción

Chita, la última de una pareja de chimpancés que llegó a Paraguay en 1968 procedente de África, murió ayer, a los 50 años de edad, a causa de un paro cardiorrespiratorio, según informó la directora del Zoológico de Asunción, Maris Llorens.

“Se fue Chita sin sufrimiento. Estaba mimadísima, estaba muy bien cuidada y bajo cuidado veterinario”, comentó muy triste la directora.

Diego Ayala, veterinario de la Fundación Maris Llorens, comentó que Chita estaba enferma desde hace dos meses, con un cuadro respiratorio. La misma no volvió a recuperar su peso, por lo que venía con una baja en su salud.

La directora Llorens recordó que la chimpancé, según registros veterinarios, nunca se enfermó más allá de algún que otro resfrío y que siempre fue bien cuidada, más aún durante su administración, que amplió su hábitat para darle mayor comodidad para desplazarse.

Anteriormente Chita y Congo, su pareja fallecida hace dos años, vivían en una jaula muy pequeña. Con la inauguración del nuevo hábitat, los chimpancés pudieron después de mucho tiempo subir a un árbol y hacer lo que deberían de haber hecho en la naturaleza.

En cautiverio, este animal se alimentaba de frutas, verduras, carne de pollo y pescado; miel y maní, comentó el doctor Diego Ayala.

ATENCIÓN. Congo, el compañero de toda la vida de Chita, falleció en 2015. Los veterinarios, su cuidador y la propia Maris Llorens tuvieron que aumentarle la dosis de mimos a la querida chimpancé ante el temor de que cayera en depresión.

“No la dejábamos sola. Estaba siempre con sus juguetes preferidos, con sus caprichos”, señaló Maris Llorens.

Chita era muy arisca. Comentan los veterinarios que no dejaba que nadie se le acercara excepto sus dos cuidadores, don Taito y Víctor Rodas. Estos dos funcionarios ganaron la confianza del animal, otros podían acercarse con reservas.

La propia directora Maris Llorens era una de las pocas personas que Chita dejaba que se le acercara a mimar.

Generaciones de estudiantes pudieron conocer a Chita y a Congo gracias a las excursiones al Zoo. De la camada de animales que llegaron en el año 68 al país solo queda la elefanta Maya, otra de las más mimadas.