17 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Lunes
Despejado
13°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 24 de marzo de 2017, 17:09

Multitud reclama en Argentina verdad y justicia tras 41 años del golpe militar

Buenos Aires, 24 mar (EFE).- Una multitud participó hoy en diversos actos en Buenos Aires convocados tras 41 años del golpe de Estado, para reclamar "memoria, verdad y justicia" por los crímenes de la dictadura militar (1976-1983), pero en los cuales hubo también fuertes críticas al actual Gobierno.

Las marchas y concentraciones tuvieron como epicentro la Plaza de Mayo, frente a la sede del Ejecutivo argentino, desbordada de manifestantes que portaron banderas y carteles con las fotos de los rostros de los desaparecidos durante el régimen de facto y que, según los organismos de derechos humanos, ascienden a 30.000 personas.

El acto central fue convocado por las Abuelas de Plaza de Mayo, las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y otras organizaciones humanitarias, que leyeron un documento conjunto en un escenario montado en el histórico paseo público, donde desde el inicio de la dictadura comenzaron los reclamos para conocer el destino de los secuestrados por las fuerzas militares.

"Somos miles en las calles. El 24 de marzo es una fecha en la que nuestro pueblo recuerda, reivindica, denuncia y fortalece la lucha", señala el documento, leído por diferentes dirigentes de organizaciones de derechos humanos.

Reclamaron la "verdad" sobre el destino de los desaparecidos y de los niños apropiados ilegalmente durante la dictadura y "juicio y castigo" para todos los responsables de delitos de lesa humanidad, tanto militares como civiles.

Pero gran parte del documento leído en el acto, en el que también participaron agrupaciones del opositor kirchnerismo, concentró fuertes críticas al Gobierno del conservador Mauricio Macri, a quien acusaron por los "enormes retrocesos en materia de derechos humanos", la "miseria planificada" y la "persecución" a opositores políticos.

"Vamos a seguir denunciando el avasallamiento de derechos por parte del Gobierno anti-popular de Mauricio Macri", dijeron los organizadores del acto en su comunicado, en el que acusaron al Ejecutivo "neoliberal" por "los despidos, el hambre, el ajuste, la represión y la persecución política".

En declaraciones a Efe, Hugo Mar Argente, cuyo hermano permanece desaparecido, destacó que la presencia hoy en la Plaza de Mayo de "300.000 personas" es señal de que durante las últimas cuatro décadas los organismos humanitarios "no lo hicieron tan mal y han logrado crear conciencia" en la sociedad.

Fabiana Almeida, hermana de uno de los desaparecidos durante la dictadura e hija de Taty Almeida, una de las integrantes más emblemáticas de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, dijo que el hecho de que tras 41 años del golpe de Estado el reclamo de justicia "siga vigente" le da "más fuerza a los organismos", que "nunca bajarán los brazos".

"Como todos los años estamos acá reclamando por memoria, verdad y justicia. Este año es muy especial, porque este Gobierno nos está boicoteando mucho, condicionando y cuestionando", dijo a Efe Fabiana Almeida.

Además de este acto central, hubo otros, también en el centro de Buenos Aires, convocados por la Asociación Madres de Plaza de Mayo -la rama de las madres dirigida por Hebe de Bonafini que se diferencia de las de Línea Fundadora- y por el Frente de Izquierda, que reúne a diferentes fuerzas políticas de esa tendencia.

Desde el Gobierno de Macri, el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, recordó que el "feroz" régimen "de terror" iniciado el 24 de marzo de 1976 "perpetró crímenes aberrantes".

"Hoy, a pesar del tiempo transcurrido, aún es difícil hablar de lo que nos pasó sin que afloren las heridas, los miedos, las diferencias y las posiciones enfrentadas", sostuvo Avruj en una columna de opinión publicada hoy por la agencia estatal Télam.

Avruj llamó a "transmitir a las nuevas generaciones un legado de memoria sin culpas ni odios infundados", pidió que hoy se recuerde a las víctimas de la dictadura y sostuvo que "dotar a este día de otro sentido sería desvirtuarlo".