6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
viernes 29 de julio de 2016, 01:00

Multas ya suman G. 639 millones, pero aún falta adecuar las paradas

Hace tres meses se inició la implementación obligatoria del plan de ordenamiento vial en Gran Asunción. Por infracciones a la normativa ya se multó a 130 empresas, pero aún se necesitan ajustes al programa.

Varias paradas obligatorias instaladas sobre la ruta Transchaco en la Gran Asunción y sobre Madame Lynch-Defensores del Chaco siguen teniendo una ubicación superior a los 500 metros anunciados inicialmente, llegando incluso a una distancia de casi 1.000 metros en zonas pobladas, lo que origina quejas de pasajeros por tener que caminar en demasía.

Esta ubicación lejana persiste aun después de unos ajustes realizados por el Viceministerio de Transporte, encargado de implementar estas paradas obligatorias.

Uno de los casos cuestionados es sobre la avenida Artigas, en Asunción, calzada de ingreso a la ciudad, donde la siguiente parada, ubicada poco después del Jardín Botánico, está a unos 700 metros, en la esquina con Molas López.

Otro caso notorio de excesiva distancia entre paradas está sobre la Transchaco, en el barrio Loma Pytâ, antes de llegar a la parada frente a la iglesia San Agustín. En esta zona ya se hizo un ajuste tras implementarse el sistema de paradas obligatorias, y se ubicó la parada en Tte. Gadea.

En esta estación, el cartel de la parada está alejado del borde de la acera, carece de dársena y no tiene el refugio que sí tienen las otras estaciones situadas sobre esa vía.

Aún con la creación de la parada en Tte. Gadea, queda a unos 800 metros de distancia la siguiente parada situada frente a la iglesia San Agustín, zona totalmente poblada y con movimiento comercial.

SOBRE MADAME LYNCH. El último tramo donde se implementaron las paradas obligatorias es la avenida Madame Lynch y su continuación, Defensores del Chaco. En el tramo desde Acceso Sur hasta Eusebio Ayala las paradas obligatorias están casi a 500 metros en la mayoría de los casos.

Otra situación que se observa sobre Madame Lynch es que hacia los viaductos de Mariscal López y de Eusebio Ayala las paradas están un poco antes y un poco después de las pasarelas, para ascenso y descenso de pasajeros.

En cambio, hacia el viaducto de Santa Teresa, las paradas de ómnibus están muy alejadas del cruce, y también desde Santa Teresa a Madame Lynch, la mayoría de las estaciones de buses se instalaron a más de 700 metros.

Frente al local de la Secretaría del Ambiente, un pasajero que esperaba un colectivo señaló que en ese sector de Madame Lynch la dársena no tiene utilidad, que debe esperar parado el colectivo al borde de la vereda porque los ómnibus no cumplen con estacionar en el sitio y alzar al usuario que esté sentado en el refugio.

Por no respetar las paradas sobre Transchaco y Madame Lynch, el Viceministerio de Transporte ya sumó un total de G. 639 millones por multar a choferes de 130 unidades que desacataron la norma.

En el Viceministerio de Transporte señalaron que hubo ajustes en las paradas, tras atender el movimiento de personas y actividades en las zonas, y que también se trabajó con la ANDE para mejorar la iluminación en zonas de las paradas y con el 911 de la Policía para direccionar cámaras de seguridad hacia las paradas, en las zonas con control visual. Pero aún faltan ajustes.