4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 26 de octubre de 2016, 14:59

Mujeres exigen al Poder Judicial restituir el aborto terapéutico en Nicaragua

Managua, 26 oct (EFE).- Decenas de mujeres de organismos feministas exigieron hoy a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Nicaragua que resuelva los recursos por inconstitucionalidad que introdujeron desde hace diez años para restituir la figura del aborto terapéutico, prohibido en el Código Penal desde 2006.

"La Corte Suprema de Justicia sigue sin pronunciarse. Realmente vemos cómo este Gobierno tranquilamente condena a las mujeres a la muerte", dijo a Efe la coordinadora de la organización Católicas por el Derecho a Decidir (CDD), Magaly Quintana.

Las mujeres, que se manifestaron con pancartas y megáfonos frente a la CSJ, alegan que son 10 años los que lleva esperando la despenalización del aborto terapéutico.

Desde finales de 2006 a la fecha, las mujeres han interpuesto más de 40 recursos por inconstitucionalidad ante la CSJ, a fin de que se restituya la figura del aborto terapéutico, sin embargo, el Poder Judicial continúa sin pronunciarse, denunció la activista.

"Hoy estamos aquí para decirle a este Gobierno: basta ya de su indiferencia, basta ya de condenar a las mujeres y seguimos todas las organizaciones demandando la restitución del aborto terapéutico", señaló.

Según cálculos de las organizadoras, desde que se penalizó el aborto terapéutico un promedio anual de 25 mujeres han fallecido por no poder abortar.

Durante la manifestación, las mujeres corearon consignas tales como "Aborto sí, aborto no, eso lo decido yo", "Saquen sus rosarios de nuestros ovarios", "Mi cuerpo es mío, yo lo sé cuidar, solo yo decido si yo quiero abortar".

Igualmente, usaron máscaras de calaveras, megáfonos y tambores para acompañar las consignas.

En el contexto de la campaña por las elecciones presidenciales de 2006, la Asamblea Nacional (Parlamento) nicaragüense aprobó las peticiones de las Iglesias católica y evangélica para prohibir el aborto terapéutico, que figuraba en el Código Penal del país desde hacía más de un siglo.

La legislación facultaba a practicar este tipo de interrupción del embarazo si era "determinado científicamente, con la intervención de tres facultativos por lo menos, y el consentimiento del cónyuge o pariente más cercano a la mujer".

El Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega se ha declarado a favor de la penalización del aborto terapéutico.