21 de agosto
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
18°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
miércoles 28 de junio de 2017, 01:00

Mujer tiró jarra con agua caliente y quemó a su hijo, tras discusión

El chico fue llevado al hospital luego de escapar de su casa y refugiarse en la vivienda de una vecina. La madre del menor, que fue detenida por agentes policiales, argumentó que se trató de un accidente.

Una mujer quemó a su hijo de 12 años de edad al tirarle una jarra eléctrica con agua caliente por la espalda en la tarde de ayer, en Mariano Roque Alonso. El brutal ataque se registró luego de una discusión entre la madre y el chico, según la Policía.

El violento episodio sucedió en el barrio Arecayá, de la mencionada ciudad, cerca de las 13.30, comunicó el comisario Ulises Portillo, subjefe de la Comisaría 10ª Central.

La madre de familia protagonizó una discusión con el menor y en un momento de descontrol arrojó la jarra eléctrica sobre la espalda del chico, causándole quemaduras desde el cuello para abajo. Cuando la discusión llegó a ese extremo, el menor escapó y se refugió en la vivienda de una vecina. La misma, al saber lo sucedido, llamó al Centro de Seguridad y Emergencias 911 a pedir ayuda.

RESCATE. Los agentes de la comisaría local fueron hasta el barrio del chico y lo llevaron al hospital de Mariano Roque Alonso, donde fue medicado de las quemaduras que afectaron su espalda. Pero mientras el afectado era derivado al centro asistencial la mamá huyó de la casa para evitar que los agentes la atrapen.

Luego, horas más tarde, fue detenida, informaron agentes de la Comisaría 10ª Central. La mujer incluso habló y argumentó que se tropezó de una escalera con el recipiente con agua caliente, que acabó siendo vertido en la espalda de su hijo. También dijo a Noticias Paraguay que suele discutir con el niño, pero que "siempre se reconcilian".

De acuerdo a la versión de los vecinos, la mujer acostumbraba someter a maltratos a su hijo, incluso a castigos físicos, según la denuncia arrimada a la Policía.

NO ATENDIERON. Los agentes llamaron a la Fiscalía para comunicar el caso, pero no atendieron la llamada. Tampoco lograron ubicar a la fiscal de turno, mucho menos a sus asistentes.

Luego de mucha insistencia, reportaron el caso a la Codeni y tuvieron que intervenir rápidamente, explicó el jefe policial.

Finalmente, para dar contención al menor y resguardarlo de cualquier situación que complique su integridad física, decidieron entregar al chico a la madrina de uno de sus hermanos, informó el comisario interviniente.

La mujer denunciada por la agresión al niño tiene otros tres hijos menores de edad y cuenta con antecedentes de supuesta violencia intrafamiliar, según los datos.