21 de julio
Viernes
Despejado
24°
Sábado
Despejado
17°
28°
Domingo
Despejado
20°
31°
Lunes
Despejado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
miércoles 15 de marzo de 2017, 15:36

Mujer fue maltratada por su pareja durante 18 años

Nilvio Natividad Flores fue sentenciado a seis años de pena privativa de libertad tras ser hallado culpable de la comisión del hecho punible de violencia familiar. La mujer de 44 años estuvo en pareja 18 años con el hombre. Durante todos los años fue víctima de maltratos físicos y sicológicos.

La agente fiscal de la Unidad Penal Ordinaria N° 2 de Yuty, Rosa María Arzamendia, logró la condena del hombre. El Tribunal de Sentencia encargado de juzgar la conducta del procesado estuvo presidido por el juez Antonio Molinas e integrado por los magistrados Osvaldo Rivas y Cesar Acosta.

En la sustanciación del juicio oral y público, la representante del Ministerio Público produjo diversos elementos probatorios que permitieron demostrar con certeza positiva, al Tribunal Colegiado, la existencia del ilícito y la autoría del hecho punible del hoy encausado.

La fiscal de la causa manifestó que a la mujer le practicaron estudios sicológicos por parte del licenciado Rodolfo Ramírez, quien es perito de la institución. En el dictamen médico expedido por el profesional se comprobó que la víctima padece daños síquicos como consecuencia de haber sido sometida de manera sistemática, por varios años, a hechos de violencia familiar.

"Estas agresiones pasaron por tres fases, la primera es la acumulación de tensión, la segunda es la violencia física y la tercera es el arrepentimiento. Además, la mujer necesita con urgencia un espacio sicoterapéutico, porque existe la posibilidad de que los daños sicológicos se extiendan a mediano y largo plazo", según explicó.

La víctima y Nilvio Natividad Flores compartían una vivienda familiar, ubicada en la compañía Gasory, distrito de 3 de Mayo, jurisdicción de Yuty, departamento de Caazapá.

Durante todos los años de relación sentimental que mantuvieron ambas personas, la señora fue sometida a diversos maltratos físicos y sociológicos por parte de su concubino, situación que fue vivida día tras día por el hijo menor de la pareja, quien posee una enfermedad neurológica (epilepsia).

En el desarrollo de la audiencia pública, la víctima relató que el victimario la tenía prácticamente como un juguete, porque en varias ocasiones la perseguía y ella debía de ingresar a una zona boscosa. Como él era muy ágil, la alcanzaba, la arrastraba del cabello y la amenazaba en todo momento.

Refieren los antecedentes que el 7 de mayo del 2016 el hombre se retiró de su domicilio a las 09.00 de la mañana y regresó al sitio ese mismo día a las 13.00 en total estado de ebriedad. Instante en que el hombre maltrató de manera verbal a la mujer, por lo que se habría generado una discusión entre ambas personas y como consecuencia de ello el encausado tomó dos armas blancas (cuchillo y destornillador) e intentó lastimar a la mujer, quien finalmente consiguió huir del lugar y pedir auxilio a efectivos policiales de la Comisaría más cercana.