26 de junio
Lunes
Mayormente nublado
20°
28°
Martes
Parcialmente nublado
19°
28°
Miércoles
Mayormente nublado
17°
28°
Jueves
Mayormente nublado
16°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 11 de enero de 2017, 05:42

Mueren cuatro dirigentes australianos del EI en un bombardeo iraquí en Mosul

Erbil (Irak), 11 ene (EFE).- La aviación de Irak mató a cuatro dirigentes de la organización terrorista Estado Islámico (EI) de nacionalidad australiana al bombardear el barrio de Al Hadbá, en el norte de Mosul, anunció hoy la inteligencia militar iraquí.

Los combatientes fueron identificados como Jaled Shoruf, apodado "Abu Mosaab al Osturali"; Mohamed Abd al Karim, alias "Abu Walid al Osturali"; Abdalá Ismael, apodado "Abu Aaesha", y Sidrov, conocido como "Abu Tiba al Ostrali".

El bombardeo tuvo lugar en el marco de las operaciones lideradas por el Ejército iraquí para expulsar al EI de la provincia de Nínive (norte) y de su capital, Mosul, ciudad que en 2014 se convirtió en el principal fortín de los yihadistas en territorio iraquí.

La ofensiva comenzó el pasado 17 de octubre y se intensificó en las últimas dos semanas, con la llegada a la zona de refuerzos del Ejército y de la Policía.

Las fuerzas iraquíes ya han llegado a las orillas del río Tigris, que divide la ciudad, y aseguran que tan sólo les resta por recuperar el control de unos 20 barrios residenciales en la mitad oriental de la urbe, antes de iniciar el asalto a la parte occidental.

El comandante de las fuerzas antiterroristas, general Abdelgani al Asadi, dijo ayer que "el este de Mosul ya está fuera del control" del grupo terrorista, aunque todavía tiene en su poder unos 20 barrios residenciales en la parte oriental.

Durante la ofensiva, el Ejército iraquí ha informado de que ha abatido a varios combatientes extranjeros en las filas del grupo terrorista.

La ONU calcula que unas 30.000 personas han dejado sus países para sumarse a organizaciones terroristas en el extranjero, la mayor parte en Siria y en Irak.

En el caso de Australia, las autoridades de ese país calculan que unos 110 de sus ciudadanos se han enrolado como combatientes en grupos yihadistas en Oriente Medio, de los cuales casi medio centenar han muerto en el terreno.

En febrero del año pasado, la Organización de Seguridad e Inteligencia de Australia (ASIO) informó de que al menos 45 ciudadanos de ese país murieron en combates en Siria e Irak, enrolados en las filas yihadistas.